comer entre horas

Decálogo para comer entre horas y no engordar

Es uno de los momentos más temidos, cuando el hambre “aprieta” pero es todavía pronto para comer o cenar: el comer entre horas. En esa situación, si no se controla bien, suele echarse mano de alimentos fáciles de comer, que no requieran preparación y que sacien de forma rápida. En este punto, tal y como señala la doctora Maribel Lopera, nutricionista y colaboradora de smartsalus.com, es cuando hay que tener cuidado, pues se puede echar a perder todo lo que se haya estado haciendo para controlar el peso o adelgazar. La experta de detalla diez claves para que el snack no sea un serio peligro para la dieta.

  1. Actitud positiva

Lo que más distrae el apetito compulsivo, son los pensamientos positivos, tal y como señala Lopera. “Una mejor actitud, la aceptación de la realidad,  el buen humor, hablar con la gente, compartir, hacer ejercicio, preocuparse por los demás”, esto hará que no tengamos “tiempo” en nuestra cabeza de tener esa ansiedad por liberarse de los problemas a través de la comida.

  1. Preparar los snacks con anterioridad

Una de las principales claves es tener preparados snacks atractivos para cuando aparecen esos momentos de ansiedad. Llevarlos elaborados de casa y comerlos de forma pausada, ayudará mucho a no caer en otro tipo de alimentos que sean excesivamente calóricos.

  1. Alimentos poco triturados

Lo ideal es que sean snacks de menos de 100 kcal y poco triturados pues la masticación alarga y aumenta la saciedad.

  1. Mejor cocinados

Es conveniente que los alimentos sean cocinados y no crudos, que no sean ni muy dulces ni muy salados. Es decir, mejor snacks elaborados que de compra y rápido consumo.

  1. Consumirlo en plato

Comer el snack en plato, sentados en la mesa, con cuchara, cuchillo y tenedor para coger conciencia de la ingesta.

  1. Comer cada dos horas

Ingerir alimentos cada dos horas hasta perder el deseo del  picoteo compulsivo.

  1. No esperar a tener sensación de hambre

Adelantarse, no esperar a tener que el hambre “apriete”.

  1. Comer antes de hacer ejercicio

Intentar comer antes de realizar la actividad física y antes de tener apetito o fatiga. Para ello mejor marcase avisos.

  1. Si se peca, no culpabilizarse

En caso de picoteo abundante, no culpabilizarse, resolverlo reduciendo la siguiente comida o cena y aceptar que es una consecuencia de una situación y volver a intentarlo en la siguiente ocasión preparando una estrategia mejor.

  1. Propuestas de snacks

Algunos de los snacks que propone la experta de smartsalus.com de menos de 100 calorías on: lata de espárragos con mayonesa, aguacate con gambas y albahaca, bayas y cereales de avena con queso fresco o griego, rodajas de manzanas con aceite sal y pimienta al microondas, Yogurt desnatado con cacao espolvoreado y un poco de miel, manzana o peras con piel al microondas a cachos con limón, canela y pasas.

Otros artículos relacionados