reportaje_generica

Ortorexia, dietas y TCA

Ortorexia

El término indica apetito correcto y lo acuñó Bratman en el año 1996. Se trata de una obsesión patológica por la comida biológicamente pura. El eje del trastorno es la calidad, no la cantidad (anorexia, bulimia).

Los posibles desencadenantes son:

-En las personas con comportamientos obsesivo-compulsivos, la obsesión por conseguir a toda costa una salud mejor y el temor a ser envenenado por la industria alimentaria y sus aditivos.

-Haber encontrado una razón espiritual para comer un determinado alimento (corriente vegana).

-Influencia de los medios de comunicación.

-Enfermos de anorexia que se han recuperado y optan por alimentos de origen natural.

-Se crea una estrategia de supervivencia alrededor de la comida sana.

-Culto a lo sano: alimentar lo diferente.

Epidemiología

Se calcula que afecta a entre un 0,5 – 1 por ciento, pero se espera un aumento cuando se sepa más de los alimentos funcionales, incluso se habla de un 7 por ciento en el Instituto de Ciencias de la Alimentación de la Sapienza. Y en Estados Unidos se habla de un 2 por ciento.

Hay algunos famosos que tienen costumbres alimenticias ortoréxicas, por ejemplo Marlon Brando sólo tomaba yogures previamente confirmados sin grasas.

Características clínicas

-Oscilaciones extremas cíclicas: evitan carne, grasa, alimentos cultivados con pesticidas, herbicidas.

-Hay rituales obsesivos en cuanto a la forma de preparación alimentos, materiales y utensilios utilizados.

-No hay conciencia de enfermedad y se van separando del entorno social.

-Patrones de comportamiento alimentario anómalos durante largo tiempo.

-No hay preocupación por el peso ni por la imagen corporal.

Diagnóstico

Es difícil de diagnosticar, pero existe un test. En el que se evalúan:

-Estar más de tres horas al día pensando en la dieta.

-Planear las dietas días antes.

-Estar más pendientes del valor nutritivo de lo comido, que el placer que puede generar.

-Se sienten bien y mejoran su autoestima si comen bien.

-Se sienten culpables si trasgreden la dieta o comen mal.

-Comer fuera de casa se convierte en un problema.

-Su calidad de vida va disminuyendo y también las relaciones sociales.

-Se vuelven estrictos en su forma de ser, una rigidez cercana a los cuadros obsesivos-compulsivos.

-Dejan de tomar alimentos que les gustaban por otros más sanos.

Consecuencias

-Intolerancias alimentarias: dejar de tomar alimentos va disminuyendo nuestro sistema inmunocompetente y pueden tener problemas cuando ingieren algún alimento para el que tengan cierta intolerancia.

-Supresión de grupos de alimentos importantes (como los vegetarianos).

-No hay recursos para toda la humanidad.

Consejos para evitar la obsesión por la comida sana

-No permitir que la alimentación gobierne la vida.

-No permitir que la alimentación determine la valía personal.

-No hacer de la alimentación un emblema de la propia identidad.

-¿Hay que rechazar las etiquetas dietéticas? La respuesta es no. Hay que saber leerlas y tener un amplio criterio sobre ellas.

Flexitarianismo

Son personas que utilizan la verdura como base para la alimentación pero no renuncian a carne y pescado. Se trata de una dieta vegetariana más llevadera. Argumentan que es lo que mejor les va a los genes. Reducen los alimentos que pueden ser menos sanos. Asimismo potencian la alimentación integral y todo tipo de frutas, verduras y cereales. Y de vez en cuando toman carne.

Hablan de los beneficios en longevidad frente a carnívoros. Su dieta es de un 80 por ciento de ingesta vegetal y la ventaja es que se pueden saltar la dieta y no pasa nada.

El término flexitariano se conoce desde el 2003 y la American Dialectic Society la citó como palabra más útil del año.

Permarexia

Se trata de personas que están constantemente a dieta, y cuando se convierte en una obsesión viven preocupadas por las calorías llegando a tomar diuréticos y laxantes. Se conocen todas las dietas milagro y van cambiando.

Hacen mucho ejercicio físico y “saben mucho de nutrición” (evidentemente con grandes errores).

Es más típico de mujeres. No hay conciencia de enfermedad. Pero si hay sensación constante de frustración. Hay detalles parecidos a anorexia y bulimia.

Acaban cayendo en las llamadas “dietas yo-yo”, pierden y ganan kilos con el efecto rebote.

Pica (seudorexia)

Es el deseo irresistible de comer alimentos que no tienen valor alimenticio.

En las embarazadas en primer trimestre hay muchos antojos para obtener oligoelementos (pej.cromo). No es una seudorexia.

Bulimarexia

Combina manifestaciones anoréxicos con fenómenos bulímicos. La emperatriz Sissi de Austria la sufrió. Las mujeres jóvenes son las más afectadas.

Biabulimia

Combinación diabetes y bulimia. Se limitan los hidratos de carbono y se reduce la insulina para no engordar. Es más usual en la tipo I.

Trastornos no especificados

Como la anorexia sin amenorrea, anorexia con normopeso, bulimia de baja frecuencia, purgas con cantidades de comida normales sin tener signos de anorexia claros, masticación de una gran cantidad de comida que luego se escupe para que no engorde.

La manorexia es la anorexia masculina. Y la pregorexia se da en mujeres embarazadas que tienen pavor a engordar durante el embarazo.

Reflexiones finales

Nos podemos preguntar si todos los trastornos giran alrededor de la comida. La respuesta es no, pero sí se acaban relacionando, como los workaholics y los ciberdependientes.

Otro ejemplo es la tanorexia (la adicción al bronceado) que conocen los alimentos que tienen vitamina A o los carotenos y los toman de forma exagerada.

Los profesionales nos planteamos que estamos en la era de la bulimia de la información y la anorexia del conocimiento, cada vez hay más información y menos conocimiento.

Otros artículos relacionados

video_generica_listado

Ortorexia, dietas y TCA

Recogemos la ponencia de D. Antonio Villarino, en el marco del Seminario Controversias sobre los trastornos alimentarios. Jornadas de actualización y debate, organizadas por la Fundación Tomás Pascual y Pilar Gómez-Cuétara/Instituto Tomás Pascual y la Fundación Instituto de Trastornos Alimentarios.

Acceda a la transcripción de la ponencia

Otros artículos relacionados