trastornos de alimentación

TRASTORNOS ALIMENTARIOS EN LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA

Los desórdenes o trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son patologías psicológicas complejas que pueden afectar gravemente la salud de la persona que las padecen. Un trastorno alimentario se caracteriza por anomalías en los hábitos alimentarios que pueden implicar tanto una ingesta insuficiente como excesiva de alimentos.

Estos trastornos son cada vez más frecuentes, por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha situado los TCA entre las enfermedades mentales prioritarias en niños y adolescentes.

obesidad infantilEl sobrepeso y la obesidad

En 2016, 41 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso o eran obesos, cifra que asciende a 340 millones en el caso de niños y adolescentes de entre 5 y 19 años[1].

Los niños obesos o con sobrepeso tienen un mayor riesgo de padecer otras enfermedades asociadas como la diabetes tipo II, tensión arterial alta, asma y trastornos del sueño. La obesidad infantil también suele asociarse con manifestaciones psicológicas como baja autoestima, depresión y aislamiento social.

La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad es el desequilibrio energético entre las calorías ingeridas y gastadas. Así, esto suele asociarse a un aumento en la ingesta de alimentos de alto contenido calórico, ricos en grasa y azúcares y con una baja calidad nutricional, junto con un descenso en la actividad física.

Estas patologías pueden prevenirse limitando la ingesta de ese tipo de alimentos, aumentando el consumo de frutas y verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos, así como carnes magras, pescado y lácteos. Además, es importante realizar al menos 60 minutos diarios de actividad física variada y divertida para que los más pequeños disfruten del ejercicio.

Anorexia y bulimia nerviosaanorexia y bulimia

La anorexia nerviosa se caracteriza por el rechazo a mantener un peso adecuado al sexo y la edad, con un miedo intenso a engordar. Esta se asocia con una distorsión de la imagen corporal, amenorrea, retraso en la aparición de la pubertad y pérdida significativa de peso. Así, se puede identificar por una excesiva limitación en el consumo de alimentos o por episodios de descontrol alimentario o “atracones” seguidos de métodos compensatorios purgativos, dietas extremas y ejercicios excesivo[2].

Por su parte, las personas con bulimia nerviosa suelen sufrir episodios muy similares a los anteriores con la diferencia de que mantienen un peso adecuado o normal e incluso algo por encima de lo recomendado[3].

Los niños están constantemente expuestos a la publicidad y promoción de alimentos y bebidas, que puede influir no solo en sus preferencias alimentarias, sino también en sus peticiones de compra y pautas de consumo. Por ello, es fundamental crear unos hábitos alimentarios adecuados desde la infancia, con la inclusión de todos los tipos de alimentos, en las raciones recomendadas y con la práctica de ejercicio físico habitual.

Asimismo, fomentar las relaciones sociales y extraescolares, vigilar un buen descanso nocturno y comer en familia, es esencial ya que permite supervisar al menos dos comidas diarias y fomentar la autoestima de los más pequeños[4].

Por último, recordar, que, para la detección precoz de este tipo de trastornos, juega un papel fundamental la colaboración de los padres y el profesorado.

—————————————————————————————————————————–

[1] Organización Mundial de la Salud (OMS). Sobrepeso y Obesidad. [Internet] [acceso 22 de febrero de 2019] Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/obesity-and-overweight

[2] Madruga Acerete D, Leis Trabazo R, Lambruschini Ferri N. Trastornos del comportamiento alimentario: Anorexia nerviosa y bulimia nerviosa. Protocolos diagnóstico-terapéuticos de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica SEGHNP-AEP. [Internet] [acceso 22 de febrero de 2019] Disponible en: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/anorexia_bulimia.pdf

[3] Instituto Nacional de la Salud Mental. [Internet] 2016. [acceso 22 de febrero de 2019]Los trastornos de la alimentación: Un problema que va más allá de la comida. Disponible en: https://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/los-trastornos-de-la-alimentacion/str-16-4901_152220.pdf

[4] Tabárez V. Trastornos alimentarios: Qué son, cómo tratarlos y prevenirlos. [Internet] [acceso 22 de febrero de 2019] Disponible en: http://casmu.com.uy/wp-content/uploads/2017/09/Trastornos-alimentarios-Que-son-como-tratarlos-y-prevenirlos-2016-04.pdf

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

 

 

Otros artículos relacionados

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los comentarios enviados a través de este formulario podrían ser publicados en la página del Instituto Tomás Pascua Sanz de acuerdo con las Condiciones Generales de uso del sitio web
He leído y acepto las CONDICIONES DE USO y la POLÍTICA DE PRIVACIDAD