viaje exótico

¿Planeas un viaje exótico? No te pierdas estos consejos

 

viaje exótico

Vacunarse, usar repelentes antimosquitos y beber bebidas embotelladas, son algunas de las recomendaciones aportadas por el Grupo Hospitalario Quirón antes de viajar a un país exótico. No obstante, es necesario que se acuda a una consulta especializada en el viajero para que le aconsejen de las medidas que hay que seguir antes, durante y después para reducir el riesgo a enfermar.

“Las patologías más comunes en los viajes exóticos son la diarrea del viajero, las alteraciones cutáneas, las infecciones por parásitos o larvas, las erupciones por picaduras de insectos, la malaria y el dengue. En la consulta hacemos un consejo personalizado para cada paciente dependiendo de la zona del mundo a la que se vaya a desplazar y del tipo y de la duración de viaje. No es lo mismo un viaje a Sudamérica o al sudeste asiático; los consejos tampoco son iguales si se va a ir a un hotel en una zona urbana que a un safari”, ha comentado la responsable de la Consulta del Viajero de Hospital Universitario Quirón Madrid, Dolores Herrero.

De hecho, en la consulta se comprueba que el calendario vacunal del viajero esté al día y, según el destino, la inmunización necesaria: vacuna de la fiebre tifoidea y de la hepatitis A, en caso de lugares en donde la depuración de aguas o la conservación de alimentos no sea del todo adecuada; la vacuna de la rabia, si se va a estar en contacto con animales; de la encefalitis japonesa, si se viaja al sudeste asiático.

“La prevención de la malaria es otro de los campos más importantes de la consulta. Es importante que el viajero sepa cómo protegerse de la picadura del mosquito que transmite la enfermedad. Además, para evitar la malaria existen diferentes tipos de medicación profiláctica que se pueden recomendar dependiendo del lugar y de las circunstancias del viaje”, ha apostillado.

Del mismo modo, prosigue, en la consulta también se aconseja el botiquín que debe llevar el viajero: qué medicación debe llevar, cómo conservarla, informes médicos para portar la medicación en el equipaje de mano en los vuelos comerciales; incluso se aconseja llevar jeringuillas propias según los destinos si requiere medicación inyectable.

En este sentido, la experta ha abundado en la importancia de que el viajero esté “pendiente” por si desarrolla fiebre a la vuelta de su estancia en el extranjero ya que, tal y como ha avisado, puede ser síntoma de enfermedades graves como la malaria, que puede ser mortal si no se trata adecuadamente.

Antes, durante y después del viaje

Concretamente, antes de viajar es aconsejable realizar la profilaxis de la malaria tomando los fármacos necesarios cuando estén indicados por el médico en la consulta del viajero; informarse de las vacunas que se requieren en el país de destino y recibirlas en los periodos de tiempo necesarios; y contratar seguro médico.

Una vez que se está en el lugar de destino, es importante usar repelentes antimosquito con una concentración superior al 30 por ciento de N,N-Dietil-meta-toluamida (DEET); utilizar mosquiteras para dormir y llevar ropa adecuada; evitar comer en lugares de poca confianza y tener precaución con los alimentos que se ingieren; beber bebidas embotelladas, evitar el consumo de hielos; evitar el contacto con el agua de ríos y lagos; y lavarse las manos antes de las comidas.

Finalmente, una vez en España, la experta ha recomendado seguir tomando la medicación de profilaxis antimalárica siguiendo las indicaciones del médico; acudir a consulta si han existido complicaciones de salud durante el viaje, especialmente si se tiene fiebre; y en las consultas médicas que se realicen, comunicar que se ha viajado a un destino exótico para que se puedan interpretar los síntomas correctamente.

 

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

seguridad alimentaria e inocuidad de los alimentos

Las cinco claves para la inocuidad de los alimentos

seguridad alimentaria e inocuidad de los alimentos

Lavado de manos

  1. ATENCIÓN A LA LIMPIEZA

La Organización Mundial de la Salud recuerda lo importante que es mantener la limpieza en todo lo relacionado con la preparación y el consumo de alimentos. Por ello, realiza las siguientes recomendaciones:

– Lavarse las manos antes de preparar alimentos y con frecuencia durante su preparación

– Lavarse las manos después de ir al baño

– Lavar y desinfectar todas las superficies y equipos usados en la preparación de alimentos

– Proteger los alimentos y las áreas de cocina de insectos, plagas y otros animales

 

  1. SEPARA LOS ALIMENTOS CRUDOS DE LOS COCINADOS

Los alimentos crudos, especialmente las carnes rojas, la carne de ave y el pescado y sus jugos, pueden contener microorganismos peligrosos que pueden transferirse a otros alimentos durante la preparación y conservación de los mismos.

Por ello desde la OMS recomiendan:

– Separar las carnes rojas, la carne de ave y el pescado crudos de los demás alimentos

– Usar equipos y utensilios diferentes, como cuchillos y tablas de cortar, para manipular alimentos crudos

– Conservar los alimentos en recipientes para evitar el contacto entre los crudos y los cocinados

 

  1. COCINA COMPLETAMENTE LOS ALIMENTOS

Con una cocción adecuada se pueden matar casi todos los microorganismos peligrosos. Se ha demostrado en estudios que cocinar los alimentos hasta que alcancen una temperatura de 70°C puede contribuir a garantizar su inocuidad para el consumo. Existen alimentos cuya cocción requiere una atención especial, como la carne picada, los redondos de carne asada, los trozos grandes de carne y las aves enteras.

Recuerda:

– Cocina completamente los alimentos, especialmente las carnes rojas, la carne de ave, los huevos y el pescado

– Hierve los alimentos como sopas y guisos para asegurarse de que han alcanzado los 70°C. En el caso de las carnes rojas y de ave, asegúrate de que los jugos sean claros y no rosados. Se recomienda el uso de un termómetro.

– Recalienta completamente los alimentos cocinados

 

  1. LOS ALIMENTOS, A TEMPERATURA SEGURA

Los microorganismos se pueden multiplicar con mucha rapidez si los alimentos se conservan a temperatura ambiente. A temperaturas inferiores a los 5°C o superiores a los 60°C, el crecimiento microbiano se ralentiza o se detiene. Algunos microorganismos peligrosos pueden todavía crecer por debajo de los 5°C.  Por ello, la OMS te aconseja:

– No dejar alimentos cocinados a temperatura ambiente durante más de 2 horas.

– Refrigerar lo antes posible los alimentos cocinados y los perecederos (preferiblemente por debajo de los 5°C)

– Mantener la comida muy caliente (a más de 60°C) antes de servir

– No guardar alimentos durante mucho tiempo, aunque sea en el refrigerador

– No descongelar los alimentos a temperatura ambiente

 

  1. AGUA Y MATERIAS PRIMAS SEGURAS

Las materias primas, entre ellas el agua y el hielo, pueden estar contaminadas con microorganismos y productos químicos peligrosos. Se pueden formar sustancias químicas tóxicas en alimentos dañados y mohosos. El cuidado en la selección de las materias primas y la adopción de medidas simples como el lavado y el pelado pueden reducir el riesgo. Esas medidas son:

– Usar agua segura o tratarla para que lo sea

– Seleccionar siempre alimentos sanos y frescos

– Elegir alimentos procesados para su inocuidad, como la leche pasteurizada

– Lavar la fruta, la verdura y las hortalizas, especialmente si se van a comer crudas

– No usar alimentos caducados

Puedes informarte más sobre la inocuidad de los alimentos en el documento de la OMS con las cinco claves o en el anexo sobre la campaña.

ALIMENTOS

OMS aconseja limpiar los alimentos, mantenerlos a temperaturas seguras y cocinarlos bien para mejorar su inocuidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) con motivo de la celebración, este jueves, del Día Mundial de la Salud, ha publicado una guía con claves para la inocuidad de los alimentos y que, entre otros aspectos, destaca la importancia de mantenerlos limpios, a temperaturas seguras y cocinados “completamente”.

Y es que, los alimentos insalubres están relacionados con la muerte de unos 2 millones de personas al año, en su mayoría niños. Además, los alimentos que contienen bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas causan más de 200 enfermedades, que van desde la diarrea hasta el cáncer.

En este sentido, la OMS ayuda a los países a prevenir, detectar y dar respuesta a los brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos, de acuerdo con el ‘Codex Alimentarius’, una recopilación de normas, directrices y códigos de prácticas sobre los alimentos que abarcan la totalidad de los principales alimentos y procesos.

Por todo ello, el organismo ha recomendado también separar los alimentos crudos y cocinados y usar agua y materias primas inocuas. “Es una oportunidad para alertar a quienes trabajan en diferentes sectores del gobierno, a los campesinos, a los fabricantes, a los minoristas, a los profesionales sanitarios y a los consumidores de la importancia de la inocuidad de los alimentos, y concienciarlos del papel que cada uno puede desempeñar para que todos tengamos confianza en que los alimentos que nos llegan al plato son inocuos”, ha zanjado la OMS.

alergias alimentarias

Las frutas rosáceas y los frutos secos son los grandes causantes de las alergias alimentarias

 

alergias

 

Los alimentos con alto contenido proteico, en especial las frutas rosáceas y los frutos secos, son los responsables de la mayoría de alergias alimentarias en España, tal y como afirma el arlególogo de tuMédico.es Alfonso Malet Casajuana.

Malet ha identificado a los nuevos hábitos de consumo como uno de los causantes de las irregularidades en el organismo y su sistema inmunológico. Las reacciones adversas alimentarias se han duplicado en occidente en los últimos diez años, convirtiéndose las frutas rosáceas como la manzana o el melocotón, los frutos secos y el kiwi en los alérgenos más comunes en España.

“Es conocido que en el mundo occidental aumenta cada año la prevalencia de las enfermedades alérgicas. Aparte del mecanismo hereditario, es conocido que los factores ambientales como la contaminación o la polución, favorecen el desarrollo de las enfermedades alérgicas”, afirma el experto.

Según el arlególogo, el huevo, la leche, los pescados, las frutas y los frutos secos son los alimentos que más reacciones producen en los más pequeños, mientras que las frutas, los frutos secos y el marisco tienen más incidencia en la población adulta.

Ante ello, la concienciación, la prevención y las iniciativas desde el mundo de la investigación contribuyen, para Malet, a mejorar la vida de los afectos por las alergias.

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

Instituto Pascual Osteoporosis Prevención Tratamiento lactosa

Un 30% de los españoles tiene dificultades para digerir la lactosa

La mayoría de las personas puede asimilar de manera normal el consumo de lactosa, sin embargo, para otras, la presencia de este componente natural de la leche puede llegar a comprometer gravemente su bienestar, y es que hasta un 34 por ciento de los españoles se enfrenta a dificultades a la hora de digerirla correctamente, según estimaciones de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

La especialista en Aparato Digestivo en la Universidad Complutense de Madrid, María Dolores Cabañas, ha manifestado durante unas Jornadas Internacionales de Nutrición Práctica de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), que ante la elevada incidencia de esta problemática en la población, “es fundamental subrayar la importancia de adaptar la dieta a cada situación particular sin que por ello haya que renunciar a alimentos fundamentales para la salud, como la leche”.

El único tratamiento satisfactorio en casos de baja tolerancia a la lactosa es “reducir su presencia en la dieta teniendo especial cuidado en evitar estados deficitarios de calcio, vitamina D y riboflavina, nutrientes cuyas ingestas habitualmente se ven comprometidas en personas con baja digestibilidad de este tipo de azúcar natural”, ha remarcado la experta.

En este sentido, la especialista ha hecho hincapié en la importancia de elegir la opción sin lactosa como una “buena alternativa para continuar disfrutando de los beneficios nutricionales de la leche con total seguridad”.

Finalmente, Cabañas ha querido recordar a la población que, independientemente de si se trata de un cuadro por causa genética o si se manifiesta de manera transitoria, “en ningún caso ser intolerante a la lactosa debe ser sinónimo de una dieta más pobre o de una menor calidad de vida”.

donación de sangre

Los hospitales madrileños necesitan urgentemente sangre de tipo 0+, A+ y B-

El Centro de Transfusión de Sangre de la Comunidad de Madrid ha solicitado este lunes a los ciudadanos la donación urgente de sangre de tipo 0+, A+ y B-, debido a que se siguen gastando las reservas.

Por otro lado, se necesitan para los próximos dos o tres días donaciones de sangre de tipo 0- y B-, que se encuentran en nivel amarillo, mientras que el resto (A-, B+, AB- y AB+) están en nivel verde, por lo que no es necesaria la donación hasta la próxima colecta.

La Comunidad de Madrid tiene establecidas para los hospitales públicos unas Reservas de Seguridad de sangre que equivalen a la cantidad que se necesita para diez días de transfusión. El estado de las reservas se actualiza los lunes, miércoles y viernes.

Estas reservas se encuentran repartidas entre cada uno de estos hospitales y el Centro de Transfusión, encargado de mantenerlas. Se calculan fundamentalmente en función de los grupos sanguíneos más estratégicos que son el O y el A. Pero todos los grupos son importantes, porque de todos los grupos hay posibles receptores.

alimentos frescos. alimentos ecológicos

El CSIC alerta de que “ni siquiera los alimentos ecológicos” están libres de dioxinas

El experto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (Csic) Esteban Abad ha alertado de que “ni siquiera los alimentos ecológicos” están libres de dioxinas, unas sustancias cancerígenas que se introducen en el organismo de los humanos a través de la comida que ingieren.

El experto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (Csic) Esteban Abad ha alertado de que “ni siquiera los alimentos ecológicos” están libres de dioxinas, unas sustancias cancerígenas que se introducen en el organismo de los humanos a través de la comida que ingieren.

Abad ha explicado que las dioxinas se liberan al medio ambiente a través de fuentes industriales –principalmente centrales térmicas y cementeras– y se impregnan en los mares y el subsuelo, donde se cultivan los alimentos y de donde comen los animales.  “Tienen especial afinidad en los entornos grasos, por lo que están más presentes en la carne que en los vegetales”, ha informado, y ha manifestado que el 90% de las dioxinas que están presentes en los humanos proviene de la dieta.

El organismo humano es actualmente como un “almacén de residuos, sustancias cancerígenas, metales y pesticidas”, ha lamentado, y ha aseverado que la mayoría de piensos que consumen los animales también acumulan altas dosis de dioxinas, que acaban llegando a los ciudadanos cuando consumen su carne y derivados.

Numerosos estudios han apuntado el efecto nocivo de estas sustancias en los humanos, entre los que destaca uno del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (Creal) de Barcelona que en 2012 reveló que la distancia entre el ano y los genitales –que normalmente es más largas en niños que en niñas– se reduce entre los varones recién nacidos cuyas madres tienen una mayor exposición a las dioxinas.  Abad ha lamentado que las autoridades no estén invirtiendo recursos en conocer el “impacto real” de estas sustancias cancerígenas sobre el organismo, ya que no se conoce que efecto acumulativo y a largo plazo tienen.

Los pequeños estudios que se han hecho han llevado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a establecer como ingesta diaria tolerable un rango de entre 1 y 4 picogramos por kilo de peso corporal para dioxinas –un picogramo equivale a 10 gramos elevados a menos quince–. “Aunque se respeten estos límites por cada uno de los alimentos que consumimos, se desconoce el efecto acumulativo de las dioxinas”, ha lamentado, y ha llamado al Govern y al Gobierno central a destinar recursos a ello.

lavarse las manos

Recomiendan lavarse las manos en los restaurantes después de ojear la carta

Limpiarse las manos después de haber ojeado la carta, y no antes, ya que al pasar las cartas de menús de mano en mano continuamente tienen un mayor riesgo de albergar agentes infecciosos, es una de las recomendaciones ofrecidas por el catedrático de Microbiología de la Universidad del País Vasco, Guillermo Quindós, durante la inauguración de la Semana de las Humanidades de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao.

Además, el experto ha recordado la obligación de lavarse las manos después de ir al servicio, en cualquier caso. En este sentido, ha puesto de manifiesto que según diversos estudios parece que las toallitas de papel desechables “muestran ser más útiles en la disminución de la carga microbiana que los secadores de aire. Incluso, estos aparatos, si son de gran potencia, “pueden esparcir los agentes biológicos patógenos hasta en un radio de dos metros”, ha agregado.

Y es que, según el doctor, enfermedades tan habituales en las sociedades desarrolladas económicamente como diarreas, gripe, catarro, pie de atleta, infecciones en diversas partes del cuerpo u otras patologías menos frecuentes como enfermedades venéreas, hepatitis, el cólera o las fiebres tifoideas son sólo algunas de las consecuencias de, en muchos casos, descuidar la higiene.

En este punto ha hecho hincapié en que tanto desde un punto de vista personal, como en el trabajo, “es necesario mantener una consciencia de que la contaminación por agentes infecciosos patógenos, incluyendo en ella a la que se produce por la ruta fecal-oral, sigue estando presente en el día a día de una forma más frecuente de la que nos imaginamos”.

Más de la mitad de los sanitarios se lava las manos insuficientemente

El profesor Quindós ha señalado que “más de la mitad de los profesionales sanitarios no se lava las manos con la frecuencia que debería”. En este sentido, ha incidido en que el estar en contacto con personas enfermas o el simple hecho de ir al servicio obliga a lavarse las manos con frecuencia. En cuanto a los problemas de sensibilidad que presentan algunos profesionales sanitarios a causa de un lavado frecuente de manos, existen productos específicos, como cremas, “que han demostrado su eficacia para atenuarlos”.

Por otro lado, el especialista ha hablado de las medidas higiénicas en las casas. “El fregadero, el inodoro, la esponja, el teclado del ordenador o, incluso, el mando a distancia y el móvil, acumulan una mayor contaminación bacteriana dentro de los hogares. Por ello, se ha de tener presente un mayor esfuerzo en su limpieza y en la propia higiene al haber estado en contacto con ellos”, ha aclarado.

De igual modo, “en la cocina se han de seguir las normas básicas de manipulación de alimentos, tanto en su conservación, como en su tratamiento y en la limpieza. Por ejemplo, en las tablas de corte, y en los cuchillos empleados con ellas, se ha de evitar la mezcla de alimentos vegetales y cárnicos, alimentos crudos y procesados, etc.”. Según ha asegurado, “la medida más sencilla que tenemos a nuestro alcance para disminuir el riesgo de infecciones es lavarnos las manos siempre que estemos en contacto con focos de infección evidentes”.

Asimismo, en el caso de las personas que padecen gripe o catarros, “la propagación de infecciones por vía aérea aconseja que, después de ponernos las manos delante de la boca tras estornudar o toser, nos lavemos las manos para evitar la transmisión de virus”, ha indicado añadiendo que es preciso deshechar los pañuelos que se usan para sonarse la nariz para reducir el riesgo de contagio por el aire a otras personas de nuestro entorno”.

Finalmente, refiriéndose a quienes beben del mismo vaso o botella o fuman del mismo cigarrillo o pipa, “algo habitual en las nuevas formas de ocio juvenil nocturno”, ha advertido que existe la posibilidad de intercambiar microorganismos potencialmente patógenos, tanto bacterias como virus que pueden permanecer viables en las superficies contaminadas con saliva.

alérgicos, comida en restaurante, alergias alimentarias

Información más clara y por escrito para los alérgicos

Los alérgicos a alimentos podrán solicitar información por escrito en centros de restauración, según el Reglamento de la UE 1169/2011, que entró en vigor en diciembre de 2011 y que culmina ahora su plazo de adaptación, por lo que comienza a ser de obligado cumplimiento. Esta normativa afecta a cualquier establecimiento que proporcione alimentos envasados o no envasados, como los establecimientos de hostelería, restauración, hospitales, comedores escolares y comercios minoristas (panaderías, carnicerías, etc.), entre otros, según informan desde la Asociación Española de Personas con Alergia a Alimentos y Látex.

La información ha de ser clara y accesible por el personal de hostelería y restauración, que tendrá que responder a las solicitudes de los clientes con alergia a alguno de los 14 alérgenos de declaración obligatoria que lo requieran. Además, existe un proyecto de Real Decreto de ámbito nacional, cuya publicación se espera de forma inminente, que desarrollará las opciones para proporcionar la información obligatoria que recoge el Reglamento en los alimentos no envasados.

En la normativa europea se incluyen los menús y alimentos sin envasar que proporcionen las colectividades, como bares, restaurantes, hospitales y comedores escolares, entre otros, así como los comercios minoristas (panaderías, carnicerías, etc.) Según la asociación, la mayoría de los incidentes de alergia alimentaria tienen su origen en alimentos no envasados, entre los que se encuentran los servidos en establecimientos de hostelería y restauración. “Como indica la EAACI (Academia europea de alergia e inmunología clínica) en su Declaración europea sobre alergia a alimentos y anafilaxia, la Comisión Europea ha reconocido que 7 de cada 10 reacciones alérgicas graves ocurren cuando la gente come fuera de casa. Para evitarlas es imprescindible que la persona alérgica tenga la información sobre las sustancias presentes en los alimentos que pueden poner en riesgo su salud. Todo esto hace que la norma sea más que necesaria para preservar la salud, incluso a veces la vida, de estas personas”, comenta Pilar Hernández, presidenta de AEPNAA.

video_generica_listado

Entrevista con Manuela Juárez Iglesias

Charlamos con Manuela Juárez Iglesias, profesora de investigación “ad honorem” del CSIC, Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación – CIAL (CSIC-UAM). La entrevista se enmarca dentro de las jornadas “El calcio y otros componentes bioactivos de la leche en la salud humana” celebradas el pasado 23 de octubre en Madrid.

video_generica_listado

Entrevista con José Manuel Quesada Gómez

Charlamos con José Manuel Quesada Gómez, Jefe de la Unidad de Metabolismo Mineral del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Regional Universitario “Reina Sofía” de Córdoba. La entrevista se enmarca dentro de las jornadas “El calcio y otros componentes bioactivos de la leche en la salud humana” celebradas el pasado 23 de octubre en Madrid.

video_generica_listado

Entrevista con Rosa María Ortega Anta

Charlamos con Rosa María Ortega Anta, Catedrática de la Universidad Complutense de Madrid en el Departamento de Nutrición. La entrevista se enmarca dentro de las jornadas “El calcio y otros componentes bioactivos de la leche en la salud humana” celebradas el pasado 23 de octubre en Madrid.