video_generica_listado

Entrevista con José Manuel Quesada Gómez

Charlamos con José Manuel Quesada Gómez, Jefe de la Unidad de Metabolismo Mineral del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Regional Universitario “Reina Sofía” de Córdoba. La entrevista se enmarca dentro de las jornadas “El calcio y otros componentes bioactivos de la leche en la salud humana” celebradas el pasado 23 de octubre en Madrid.

video_generica_listado

Entrevista con Rosa María Ortega Anta

Charlamos con Rosa María Ortega Anta, Catedrática de la Universidad Complutense de Madrid en el Departamento de Nutrición. La entrevista se enmarca dentro de las jornadas “El calcio y otros componentes bioactivos de la leche en la salud humana” celebradas el pasado 23 de octubre en Madrid.

huevo

Solo el 2% de los españoles sabe leer el código que llevan los huevos en la cáscara

Una reciente encuesta elaborada por Inprovo ha determinado que solo el dos por ciento de los españoles se fija e identifica correctamente el código impreso en la cáscara, además, la mayoría también desconoce los distintos sistemas de producción de huevos o el Modelo Europeo de Producción.

En este contexto, la entidad lanza la campaña ‘El huevo, de etiqueta’, con un presupuesto de 1,1 millones de euros para dos años y cofinanciada por la Unión Europea y el MAGRAMA, para explicar la producción de huevos en la Unión Europea, el significado del código impreso en la cáscara y el etiquetado -ambos permiten la trazabilidad del huevo (herramienta de control de la seguridad alimentaria para productores y autoridades) y ayudan al consumidor a elegir el que mejor se ajusta a sus preferencias en cada momento- y garantizar al consumidor que los huevos que compra son “de calidad, frescos y seguros”.

Los portavoces de la campaña, presentada este jueves en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, serán los profesionales que intervienen en el camino que recorre el huevo desde la granja a la mesa, que son productores, granjeros, veterinarios, nutricionistas, técnicos de calidad, personal de clasificación, transportistas, etc.

De esta manera, participarán en encuentros informativos por toda la geografía española en los que, apoyados por material divulgativo, explicarán su trabajo en las granjas y centros de embalaje, las garantías que el Modelo Europeo ofrece al consumidor y cómo reconocerlas.

El modelo europeo de producción, el gran desconocido

Según informan desde Inprovo, el Modelo Europeo De Producción se trata de un conjunto de normas que garantizan la seguridad alimentaria, la protección del medio ambiente y el bienestar y la sanidad animal. Es la legislación más exigente del mundo y responde a las demandas de una sociedad que desea métodos de producción “sostenibles y respetuosos”, lo que implica “importantes inversiones en las granjas y el cuidado de las aves”.

Para Inprovo, esta campaña es un ejercicio de “transparencia y responsabilidad”, afirma su presidente, Medín de Vega. “Los productores se esfuerzan en hacer bien su trabajo y queremos que los consumidores lo sepan. Por eso hemos puesto al huevo ‘de etiqueta’, como señal de calidad y excelencia”, añade.

Esta campaña es una “oportunidad única” para consolidar la imagen del huevo producido en la Unión Europea como un alimento seguro y para “reforzar la confianza en los productores comunitarios, que han adaptado sus instalaciones y procesos al exigente Modelo Europeo, sin que su esfuerzo haya trascendido a buena parte de la sociedad”, sostiene el presidente.

La campaña “El huevo, de etiqueta”, cuenta con un presupuesto de 1,11 millones de euros para dos años y está cofinanciada por la Unión Europea y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Enfermedad celíaca, celiacos. Gluten. Alergia a algún alimento. Seguridad alimentaria, inmunoterapia oral con alimentos alergicos a alimentos, alergia alimentaria, etiquetas de los alimentos, información nutricional, obesidad

Alérgicos a alimentos y al látex pide “mayor implicación” de la Administración en protocolos de atención en escuelas

La Asociación Española de Alérgicos a Alimentos y Látex (AEPNAA) ha reclamado una mayor implicación de la Administración en la formación y en la elaboración de protocolos para la atención de menores con alergia en las escuelas.

En el marco de la presentación de su XVIII Jornada Informativa para Profesores, titulada ‘Escolarización segura del niño con alergia a alimentos y/o a látex’, que se celebrará el próximo sábado 22 de noviembre en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid, la organización ha abundado en la necesidad de aumentar la concienciación e información del personal de los centros educativos, para lo cual, a su juicio, es necesario una mayor implicación de las administraciones en la formación, en la elaboración de protocolos específicos y en la administración de la medicación de rescate de la anafilaxia.

“La inexistencia de normativa al respecto genera una situación de desprotección jurídica de nuestros menores, por lo que es imprescindible la elaboración de una normativa concreta que regule el tema de la administración de los auto-inyectores de adrenalina, cuya aplicación no requiere conocimientos sanitarios. Sólo de esta forma podría garantizarse tanto la protección de la salud y seguridad física del menor en riesgo de anafilaxia, como la protección jurídica del personal de las escuelas que asumen su custodia durante la jornada escolar”, ha destacado la presidenta de AEPNAA, Pilar Hernández.

Dicho esto, ha insistido en la necesidad de que las autoridades den pasos para atender una problemática que, tal y como ha aseverado cada vez preocupa “más” a la comunidad educativa, incluyéndola dentro de la formación inicial y continuada del profesorado y personal de cocina y comedor escolar.

Documento de consenso

Asimismo, ha recordado que en el último trimestre de 2013 se publicó el Documento de Consenso sobre recomendaciones para una escolarización segura del alumnado alérgico a alimentos y/o látex. Este documento de consenso fue “muy bien acogido” por el colectivo, como un primer paso necesario que reconocía la problemática y abordaba aspectos esenciales.

“El documento de consenso junto a la Guía informativa que lo acompañaba fue una iniciativa muy positiva como punto de partida, pero no es suficiente. Es necesaria la implantación de protocolos específicos de atención al alumnado con alergia a alimentos y/o látex en cada Comunidad Autónoma, que aborden tanto su seguridad como su integración en todas las actividades educativas, durante toda la jornada escolar, así como en campamentos y centros de ocio que atienden a escolares con alergia”, ha apostillado Hernández.

Por otro lado, la Asociación ha destacado la importancia de la formación del personal de cocina y comedor. La Ley 17/2011, de Seguridad alimentaria y Nutrición, contempla la obligación de atender a escolares con alergia o intolerancia alimentaria, o bien elaborando menús especiales, o bien facilitando los medios para poder llevar la comida de casa.

Asimismo, ha aludido al nuevo reglamento UE 1169/2011 de información alimentaria al consumidor, que será de aplicación a partir del 13 de diciembre de este año, obligará al sector de la restauración colectiva, también a los comedores escolares, a facilitar toda la información sobre los alérgenos de declaración obligatoria contenidos en sus menús.

“El nuevo Reglamento será difícil de aplicar correctamente sin una concienciación y adecuada formación del personal del sector, en este caso de cocina y comedor escolar, por lo que reclamamos también la implicación de las Administraciones sanitarias en esa labor”, ha advertido el responsable de seguridad alimentaria de AEPNAA, Fernando Dalama.

La organización ha recogido hasta el momento más de 20.000 firmas en favor de la petición de nuevas medidas administrativas para el colectivo. Quienes quieran colaborar en esta recogida de firmas podrán hacerlo descargando los documentos redactados al efecto, disponibles en la web de AEPNAA.

video_generica_listado

La seguridad alimentaria y la calidad de la leche y productos lácteos en España

La siguiente conferencia se enmarca dentro de las jornadas “El calcio y otros componentes bioactivos de la leche en la salud humana” celebradas el pasado día 23 de octubre en Madrid. El doctor Miguel Ángel Díaz Yubero, miembro del Cuerpo Nacional Veterinario. Académico de las Reales Academias de Ciencias Veterinarias y Gastronomía, ofreció la charla titulada “La seguridad alimentaria y la calidad de la leche y productos lácteos en España”.

intolerancia alimentaria

Dos de cada diez personas sufren alguna intolerancia alimentaria

Entre un 20% y un 35% de la población sufre los efectos de alguna intolerancia alimentaria. Así lo refleja un estudio que señala, además, que cerca de un tercio de la población podría mejorar radicalmente su calidad de vida si conociera cuales son los alimentos que le provocan dicha intolerancia, que pueden ser manifestados tanto en molestias gastrointestinales como en afecciones dermatológicas, neurológicas, respiratorias o incluso psicológicas.

Más allá de las intolerancias y las alergias alimentarias, lo cierto es que, dependiendo de nuestros genes, hay alimentos que nos convienen más que otros; así, hay alimentos que aumentan o disminuyen la probabilidad de desarrollar determinadas enfermedades o que aceleran o frenan nuestro envejecimiento. Conocerlos posibilita elaborar una dieta personalizada en función de nuestros genes, más efectiva y centrada en las necesidades específicas de cada individuo.

Sucede algo similar en el caso de la obesidad, enfermedad que afecta a un 22,9% de los españoles y cuyo origen es genético en un 40-70% de los casos. Basar los tratamientos en el perfil genético del paciente redunda en una mayor eficacia a corto y medio plazo. Asimismo, el estudio del perfil genético también puede ser útil para pacientes que, tras llegar al peso idóneo, quieran optimizar las estrategias de mantenimiento.

El estudio, desarrollado por LABCO Quality Diagnostics, explica la importancia de conocer cuáles son los alimentos que pueden provocar intolerancia y señala que algunos test, como el comercializado por LABCO, evalúa la predisposición genética a padecer obesidad y otras enfermedades relacionadas, ofreciendo información práctica relevante sobre las procedimientos que permiten el tratamiento y la prevención de la obesidad, relacionadas con el gasto calórico y el metabolismo energético, la regulación del apetito, la respuesta a una

sugar, azúcar, edulcorantes bajos en grasa, el azúcar, hidratos de carbono

Los beneficios de los edulcorantes bajos en grasas

Un grupo de investigadores del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid aseguran que el consumo de edulcorantes bajos en grasas o sin calorías puede jugar un papel beneficioso en la prevención del sobrepeso y el manejo del control metabólico de las personas con diabetes.

Así lo explica la doctora Pilar Riobó, del Servicio de Endocrinología y Nutrición de dicho centro, en un artículo publicado en la revista ‘Nutrición Hospitalaria’, en el que hace una revisión sistemática de los estudios realizados en los últimos años en este área y constata que no hay evidencia científica que relacionen estos edulcorantes con la aparición de enfermedades no transmisibles.

Según esta experta, los alimentos o bebidas en los que el azúcar ha sido sustituido por edulcorantes bajos o sin calorías pueden ser beneficiosos “siempre y cuando quien los consume tenga un estilo de vida saludable, realice alguna actividad física y no tome exceso de calorías como compensación de estos alimentos”.

En concreto, la evidencia científica ha mostrado que los adultos pueden prevenir el aumento de peso reduciendo unas 100 kilocalorías en su ingesta diaria.

Por ello, defiende Riobó, este tipo de edulcorantes son una “buena herramienta” para conseguir esta meta, siempre que quienes las consumen no ingieran calorías adicionales como compensación.

“Esta compensación se puede producir porque el organismo espera la ingesta de más calorías –y por tanto el individuo tiene una mayor sensación de hambre– o porque simplemente piensa que puede consumir sin ningún efecto negativo alimentos o bebidas ricos en azúcar, dado que anteriormente ingirió alimentos con edulcorantes hipocalóricos o sin calorías”, ha recordado.

Además, un reciente estudio randomizado comparó las bebidas con estos edulcorantes y el agua como apoyo a un programa de pérdida de peso. Y tras 12 semanas, la reducción de peso fue mayor en el primer grupo, que también redujo la sensación subjetiva de hambre o ansiedad, lo que demuestra que “estas bebidas pueden formar parte de una estrategia efectiva para reducir peso”.

Esta experta ha reconocido además que los edulcorantes de este tipo que hay actualmente en el mercado “son seguros”, como demuestra que se estén utilizando desde hace más de un siglo y están “sujetos a estrictos controles”.

Enfermedad celíaca, celiacos. Gluten. Alergia a algún alimento. Seguridad alimentaria, inmunoterapia oral con alimentos alergicos a alimentos, alergia alimentaria, etiquetas de los alimentos, información nutricional, obesidad

Un estudio alerta de que algunos alimentos con arroz para celiacos contienen cantidades “importantes” de arsénico

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad Miguel Hernández de Elche en harinas, pasteles, pan, pasta y otros alimentos elaborados con arroz, ha mostrado que algunos de estos productos indicados para celiacos contienen cantidades “importantes” de arsénico.

En concreto, los resultados de los análisis, presentados en la revista ‘Food Additives & Contaminants’ y recogidos por la plataforma Sinc, han mostrado que algunos de estos productos contienen “contenidos importantes” de arsénico total y de arsénico inorgánico. El arsénico total es la suma del orgánico, que se combina con carbono, y el inorgánico, que reacciona con otros elementos como el oxígeno, el cloro o el azufre, y es más nocivo.

Con estos datos se han estimado los contenidos de arsénico total y arsénico inorgánico del arroz utilizado como ingrediente principal, descartando los otros componentes de los alimentos, y han resultado ser tan altos como 235 y 198 microgramos por kilogramos, respectivamente.

Asimismo, la ingesta diaria del arsénico inorgánico que toman los celiacos al consumir productos con arroz se ha calculado en 0,46 y 0,45 microgramos por cada kilogramo de peso corporal para mujeres y hombres de 58 y 75 kilogramos, respectivamente. Y, en el caso de los niños (hasta cinco años), estos valores todavía son más elevados, ya que oscilan entre 0,61 y 0,78 microgramos por kilogramos, según otro trabajo que publica el ‘Journal of Food Science’.

“Se necesita una legislación por parte de las agencias de salud que delimite los niveles de arsénico que no hay que superar en los alimentos a base de arroz destinados a consumidores celiacos. Hasta ahora, la celiaquía se diagnosticaba sobre todo en niños, pero en los últimos años el perfil ha cambiado y una de cada cinco personas con la enfermedad es mayor de 65 años”, han alertado los expertos.

Además, ha destacado la necesidad de indicar el contenido de arsénico inorgánico que lleva cada alimento, así como identificar bien la variedad de arroz utilizada y su origen, porque unas son más recomendables que otras.

video_generica_listado

Mitos y realidades de la soja en nuestra cultura mediterránea

La siguiente conferencia se enmarca dentro de las jornadas “El papel de la soja en una alimentación equilibrada: mitos y realidades” celebradas el pasado día 1 de octubre en Barcelona. El doctor Javier Haya Palazuelos fue el encargado de ofrecer la conferencia inaugural:”Mitos y realidades de la soja en nuestra cultura mediterránea”.

seguridad alimentaria

El Gobierno aprueba un Real Decreto por el que se simplifican los procedimientos de seguridad alimentaria

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un Real Decreto por el que se simplifican algunos procedimientos de seguridad alimentaria y se refuerza la seguridad de la salud pública.De esta forma, se modifica el actual Registro General de Empresas Alimentarias y de Alimentos, así como otros cuatro reglamentos sobre esta materia.  El objetivo es “despejar” algunas cargas, por lo que los cambios introducidos no sólo beneficiarán a la industria alimentaria española y sus transacciones comerciales, sino que también, y de modo “muy especial”, a la seguridad alimentaria.

Enfermedad celíaca, celiacos. Gluten. Alergia a algún alimento. Seguridad alimentaria, inmunoterapia oral con alimentos alergicos a alimentos, alergia alimentaria, etiquetas de los alimentos, información nutricional, obesidad

El riesgo cero en seguridad alimentaria “no existe”, según un experto internacional

El consultor internacional en Seguridad Alimentaria Miguel del Valle ha reconocido que en este ámbito “el riesgo cero no existe”, aunque ha destacado que en España existen unos estándares “bastante homogéneos y bastante buenos” que interrelacionan a nuestro país con el resto de la Unión Europea (UE) a través “no de solo una legislación común, sino también de unos sistemas de control establecidos y auditados por la propia Comisión de la UE”.

Del Valle, que ha desempeñado su labor como consultor en Seguridad Alimentaria para diversos organismos internacionales como la UE o la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), ha participado este viernes en el Curso de Verano de la Universidad de Cantabria (UC) ‘El rol de la innovación en la economía del siglo XXI’, que se celebra desde el miércoles en la sede de Camargo bajo la coordinación del profesor del Departamento de Ingeniería de Comunicaciones José María Zamanillo.

El experto reveló que “en España se consumen aproximadamente setenta y cinco mil millones de platos cada año, y los accidentes alimentarios que hay son mínimos”, dato que utilizó para incidir en la idea de que “el nivel de seguridad alimentaria en este país es extraordinariamente bueno”.

Además, comparó la situación española con la de otros países “que vemos muy desarrollados”, como Francia o EE.UU., e insistió en que en este tema “no tenemos nada que envidiarles”.

Del Valle se refirió al Plan Nacional de Control de la Cadena Alimentaria vigente, que comenzó en 2011 y durará hasta 2015 como “una forma sistematizada de hacer los controles dando prioridad a aquellos asuntos que consideramos de mayor riesgo para los consumidores”, así como a aquellos sucesos “puntuales que vayan surgiendo”.

En este sentido, el que fuera jefe de servicio de Seguridad Alimentaria del Gobierno de Cantabria entre los años 2000 y 2013 también señaló que pese al marco común europeo, en cada país “las producciones y los niveles de consumo son diferentes”, por lo que cada uno posee “en mayor o menor medida su propia capacidad de actuación”, lo que puede dejar entrever finalmente la existencia de “intereses nacionales”.

En lo relacionado con las graves crisis alimentarias, como la del aceite tóxico de colza o la encefalopatía espongiforme bovina (el conocido como ‘mal de las vacas locas’), afirmó que “se aprende mucho de ellas”.

Así, actualmente se trabaja con un plan de control “muy concreto” y con unos protocolos de actuación y de comunicación en caso de alerta, “con los que podemos saber en cualquier momento si funciona todo bien, el origen de los alimentos, cuándo se han fabricado o hacia dónde se han distribuido”, según el especialista, quien destacó asimismo la existencia de unos sistemas de guardia permanente “que permiten actuar de inmediato”.

Trasgénicos

Del Valle señaló que el panorama alimentario actual está “en plena efervescencia de cambios” y que “se está avanzando en todos los terrenos” con innovaciones “como fueron en su momento los plaguicidas o la mejora de semillas” o más actualmente “el uso de nuevas tecnologías para tener controladas las explotaciones ganaderas, la clonación de animales, el desarrollo de la acuicultura o los organismos genéticamente modificados”.

En lo relacionado con estos últimos productos, conocidos como ‘transgénicos’, el experto reconoció que se buscan “nuevas fuentes de alimentación porque vamos ya por 9.000 millones de habitantes en la Tierra”, cuestión ante la que se mostró “expectante” aunque “con muchísima prudencia”.

Del Valle justificó su posición en que desde el punto de vista de la seguridad, los organismos modificados genéticamente no le parecen “especialmente problemáticos”, si bien consideró que pueden afectar a temas de sanidad ambiental, “creando complicaciones en el medio ambiente”, o “haciendo que perdamos soberanía alimentaria” si finalmente tuviésemos que “depender” de que las multinacionales nos suministrasen un material que anteriormente obteníamos de manera natural.

Además, el exconsultor de la UE y la FAO en materia alimentaria, mencionó el estudio de técnicas innovadoras de conservación, como las altas presiones, “que matan los gérmenes sin que se modifiquen mucho las características del producto”, o las radiaciones ionizantes, “que evitarían ciertos problemas de hongos”.

También aseguró que “ahora mismo se está desarrollando mucho la agricultura hidropónica o ‘cultivo sin tierra'”, y vaticinó que el futuro se encamina hacia “grandes conglomerados fabriles junto a las ciudades” en las que “se cultiven invernaderos y se tengan granjas” con la idea de “obtener y transformar allí mismo los alimentos y servirlos a los núcleos de población cercanos”.

Cesta de la compra

Por otra parte, aseguró que en estos últimos años la cesta de la compra en España “ha cambiado mucho”, por un lado, porque “el modelo de familia y las costumbres son diferentes”, y por otro, “porque antes hacíamos comida de fusión y ahora la hacemos de ensamblaje”.

Esta diferencia, según del Valle, reside en que “antes comprábamos alimentos frescos, los metíamos en la olla exprés, y obteníamos un sabor diferentes de todos esos ingredientes”, mientras que en la actualidad “los productos ya vienen prácticamente preparados para consumir”, por lo que finalmente “comemos lo mismo pero con sabores diferentes”.

El análisis de ADN en la seguridad alimentaria.

Los análisis de ADN, claves para garantizar la seguridad alimentaria

Utilizar las técnicas más novedosas de análisis de ADN puede ser clave en el campo de la seguridad alimentaria. Por ello, la próxima semana se celebrará en la Universitat de València un seminario organizado por el Instituto de Medicina Genómica (IMEGEN), en colaboración con la multinacional estadounidense Life Technologies en el que expertos internacionales en biotecnología analizarán los avances más recientes de las técnicas de análisis de ADN aplicadas a la seguridad alimentaria.

La jornada, que cuenta con la participación de cinco expertos en biotecnología procedentes de países como Estados Unidos y Bélgica, además de España, se enmarca dentro de los actos previos al 5º Congreso Mundial de Biotecnología, que la ciudad de Valencia acogerá los días 25, 26 y 27 de junio.

El doctor director técnico de IMEGEN, Carlos Ruíz explica que conocer la composición de los alimentos resulta “clave” a la hora de “garantizar que cumple las exigencias requeridas de calidad”. En ese sentido, recuerda que el Instituto de Medicina Genómica “contribuye desde sus orígenes en el campo de la seguridad alimentaria” y “el año pasado jugó un papel clave” en la conocida como “la crisis de la carne de caballo”, originada por el hallazgo en Irlanda de trazas de carne equina en hamburguesas.

A raíz de ello el laboratorio genético desarrolló, bajo demanda de la compañía Life Technologies, una innovadora herramienta que permitía localizar ADN de caballo en los productos cárnicos. Pese a que los primeros kits estaban diseñados únicamente para detectar carne del citado animal, en la actualidad IMEGEN ha desarrollado nuevos test que identifican hasta 20 tipos diferentes de carne, como por ejemplo ternera, pollo, pavo o cerdo, según indican las mismas fuentes.

Al respecto, el director de Imegen, Manuel Pérez Alonso, resalta que están “muy orgullosos” de que haya “sido tecnología española, que ahora está siendo comercializada a nivel mundial, la que haya permitido resolver el problema que planteaba hasta hace poco la comprensión de la composición cuantitativa de los alimentos de una manera muy precisa”.

Por otro lado, la empresa biomédica también ha desarrollado un catálogo de más de 50 kits capaces de detectar y cuantificar el material transgénico (GMOs) o alérgenos en los alimentos, con “el objetivo de satisfacer las necesidades y demandas de la industria agroalimentaria”, lo que “supone una importante contribución en el campo de la seguridad alimentaria”.

Entre los participantes de la jornada se halla la doctora Ana Martínez-Hortigüela, quien presenta una ponencia sobre análisis genético en alimentos y cuáles son los métodos desarrollados por el Instituto de Medicina Genómica, basados especialmente en la aplicación de novedosas técnicas de biología molecular y genómica.

Como clausura de la jornada, el Instituto de Medicina Genómica ofrece una visita por las instalaciones de sus laboratorios a los asistentes a partir de las 15 horas de la tarde, así como una demostración de su tecnología y metodología de trabajo.

El doctor director técnico de IMEGEN, Carlos Ruíz, ha destacado que se trata de un seminario científico “con gran cantidad de contenido”. La totalidad del programa de esta jornada puede consultarse en la página web del Congreso Mundial de Biotecnología.