claves para recuperar la piel después de las vacaciones de verano

CLAVES PARA RECUPERAR TU PIEL DESPUÉS DEL VERANO

primer-plano-arreglo-cosmeticos-premium_23-recEl sol, los paseos andando descalzo por la playa, el calorcito, las cenas y quedadas con amigos hasta altas horas de la noche, los viajes… seguro que has pasado un gran verano este año, pero es posible que tu piel haya quedado resentida tras los cambios de hábitos y alimentación, las altas temperaturas y las largas horas de viaje. Ahora, con la vuelta a la rutina, es un momento perfecto para retomar los cuidados personales y empezar un plan que mejore el estado de tu piel, recuperando su luminosidad y manteniendo los beneficios del sol que has ido adquiriendo durante estos últimos meses.

Cuando pensamos en rutina, pensamos en el trabajo, en la vuelta al cole de los niños, las tareas de la casa… Pero rutina también consiste en crear hábitos que te ayuden a sentirte mejor y a cuidar de ti mismo. Es una práctica que debería ser diaria, constante, y para toda la vida.

A continuación, te vamos a dar 7 claves que debes añadir a tu rutina de cuidados para recuperar tu piel después de las vacaciones de verano:

 

  1. Sigue una buena alimentación. Mantener una dieta rica y equilibrada es fundamental a la hora de recuperar nuestra piel tras la exposición al sol. Hay alimentos que te ayudarán a regenerar la piel, como los que son ricos en vitamina C[1]. Es importante tomar frutas y verduras frescas, y acordarnos de hidratarnos bien por dentro, con agua u otras bebidas naturales.
  1. Exfóliate en profundidad. Es importante exfoliarnos la piel, no sólo antes de empezar a tomar el sol, sino también después de haber terminado la temporada de exposición, para eliminar las células muertas y que quede regenerada la piel, haciendo que el bronceado adquirido perdure. Existen muchos productos exfoliantes, pero debemos elegir uno que se adapte a nuestro tipo de piel y no la dañe.
  1. No te olvides de algunas partes del cuerpo, como las manos. Esta zona de nuestra piel es una de las más afectadas por el sol, ya que están expuestas no solo en verano, sino durante todo el año. Durante esta época pueden estar más resecas de lo habitual, e incluso pueden haber salido manchas. Acuérdate de hidratarte bien con una crema de manos. También puedes usar un aceite corporal para mayor hidratación.
  2. Los pies son los que más salen perdiendo. Andar descalzo por la playa o piscina, llevar tacones en tus noches de fiesta, o zapatos demasiado planos durante el día puede castigar tus pies en exceso. Lo recomendable es hidratarlos en profundidad con una crema hidratante antes de dormir, para que se recuperen mientras están en reposo.
  1. Sigue protegiéndote del sol. Aunque ya no vayamos a estar en la playa, es importante seguir aplicándonos protector solar, para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. ¡Estamos expuestos a los rayos de sol todo el año, sobre todo el rostro y las manos! Es importante que prestéis atención cuando vayáis a comprar una crema de sol: que ofrezca tanto protección frente a los rayos UVB como a la radiación UVA.
  1. Revisa el estado de tu piel. Es un buen momento para revisar tus lunares o manchas, por si se observa algún cambio de tamaño, color o aspecto. Si se diera el caso, sería el momento de acudir al dermatólogo para realizar un diagnóstico adecuado.
  1. Recupera tu rostro: Tanto la cara como el escote requieren de cuidados después del verano. Sé constante limpiando bien e hidratando estas partes del cuerpo, con alguna crema hidratante, exfoliante o aceite no comedogénico por las noches. Con ello, eliminarás impurezas, asperezas y tu rostro se volverá más liso y uniforme. En caso de maquillarte, es recomendable utilizar productos que no resequen la piel, como maquillaje en forma de cremas o fluidos.

Recuerda llevar a cabo estos consejos no una vez, sino durante un periodo de tiempo más largo. Crea una rutina que sea compatible con tu día a día. ¡Verás cómo estas claves para recuperar tu piel después de las vacaciones de verano te devuelven luminosidad!

 

[1] Cosgrove M, Franco O, Granger S, Murray P, Mayes A. Dietary nutrient intakes and skin-aging appearance among middle-aged American women. American Journal of Clinical Nutrition. 2007 Oct; 1225-1231.

el batch cooking

TENDENCIAS EN ALIMENTACIÓN: EL BATCH COOKING, TU ALIADO PARA EL DÍA A DÍA

TENDENCIAS EN ALIMENTACIÓN:
EL BATCH COOKING, TU ALIADO PARA EL DÍA A DÍA

Descargar PDF

Descargar pdf

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

 

bebermasagua

TIPS PARA AYUDARTE A BEBER MÁS AGUA DURANTE EL DÍA

TIPS PARA AYUDARTE A BEBER MÁS AGUA DURANTE EL DÍA

Descargar PDF

Descargar pdf

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

 

10 claves para dormir mejor en verano

10 CLAVES PARA DORMIR MEJOR EN VERANO

10 CLAVES PARA DORMIR MEJOR EN VERANO

Descargar PDF

Descargar pdf

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

 

sla_jh_itps_infografia_10consejostemperaturasaltas_04062019_001_miniatura

10 CONSEJOS PARA SOBRELLEVAR LAS ALTAS TEMPERATURAS

10 CONSEJOS PARA SOBRELLEVAR
LAS ALTAS TEMPERATURAS

Se acerca el verano y pronto tendremos un calor del que disfrutar, pero también es necesario protegerse.
Para evitar golpes de calor, evitar lesiones en la piel, los ojos por el sol y para sentirte un poco más fresquito,
te dejamos unos consejos que esperamos te ayuden a sobrellevar estas altas temperaturas:

10consejostemperaturasaltas_110consejostemperaturasaltas_210consejostemperaturasaltas_310consejostemperaturasaltas_410consejostemperaturasaltas_510consejostemperaturasaltas_610consejostemperaturasaltas_710consejostemperaturasaltas_810consejostemperaturasaltas_910consejostemperaturasaltas_11Descargar PDF

Descargar pdf

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

 

Remedios naturales para la reparación de la piel

Remedios naturales para la reparación de la piel y el cabello tras el verano

REMEDIOS NATURALES PARA LA
REPARACIÓN DE LA PIEL Y EL
CABELLO TRAS EL VERANO

Factores que dañan la piel y el pelo
sla_jh_itps_infografia_remediosnaturales_13072018_002-1sla_jh_itps_infografia_remediosnaturales_13072018_002-2sla_jh_itps_infografia_remediosnaturales_13072018_002-3sla_jh_itps_infografia_remediosnaturales_13072018_002-4

Descargar PDF

Descargar pdf

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

 

 

10 consejos para poner tu cuerpo a punto para el verano

10 CONSEJOS PARA PONER TU CUERPO A PUNTO PARA EL VERANO

Llega el verano, se acaba el mal tiempo y nos quitamos el abrigo. Nos olvidamos de los problemas del invierno y en nuestra cabeza solo quedan pensamientos para esas vacaciones tan merecidas en la playa o en la montaña con un elemento en común: un sol hecho para disfrutar.
Pero no te confíes y prepárate, nosotros te damos unos consejos para cuidar tu cuerpo y mente y disponer todo para que nada te coja por sorpresa.
Aquí te dejamos unos cuantos consejos:

 
1. Primeros cuidados de la piel antes de ponerte al sol
Después de meses sin que tu cuerpo se exponga a radiación UV, es normal que lo primero que queramos hacer es ponernos el bañador y tumbarnos al sol.
Para evitar las manchas y quemaduras, prepara tu cuerpo unos días antes eliminando impurezas. Exfólialo completamente y obtendrás una piel nueva, lista para un bronceado uniforme.
2. Bronceado perfecto a base de smoothies
Si lo que quieres es proteger tu piel de los rayos UV, además de utilizar protección solar adecuada a tu tipo de piel, puedes preparar tu piel aportando cantidades suficientes de nutrientes como las vitaminas A y C, que ayudan al normal funcionamiento de la piel.
Mezcla el zumo de 1 naranja con 2 zanahorias y un tomate y obtendrás el refresco del verano.
3. ¡Pon tus defensas a trabajar!
Gripes, catarros, malestar… casi siempre vienen asociados a la época invernal, pero cuando abusamos del aire acondicionado en oficina, coche y casa, puede acabar resultando en unos catarros veraniegos de larga duración.
El termostato que no baje de los 25 ºC. Intenta adaptarte al calor del clima poco a poco y demuéstrale a tu cuerpo que puedes aguantar las altas temperaturas sin problema.
4. Cuidado con tus ojos
Aparte de nuestra piel, en verano debemos tener especial cuidado con nuestros ojos.
No salgas de casa sin unas gafas (un filtro UV 400 te proporciona una protección completa) y lleva gorras en las horas de mayor incidencia solar.
Recuerda, además, que la altitud de la montaña hace los rayos más peligrosos.
5. Protégete en todo momento
No solo estamos expuestos al sol cuando estamos en la playa, sino que también lo estamos haciendo involuntariamente cuando paseamos al aire libre, hacemos deporte… Por ello lo mejor es estar protegido siempre.
Acostúmbrate a utilizar protector solar cuando salgas de casa y protege las zonas de piel descubiertas, así evitaras la aparición de manchas y quemaduras.
6. Descansa y duerme bien
Días largos y noches cortas. El periodo de descanso es mucho menor en verano y nos encontramos que podemos llegar a acostarnos más tarde y a levantarnos más temprano.
Si puedes, intenta descansar un poco a lo largo del día desconectando o echándote una siesta, así recargaras un poco las pilas para acabar el largo día, pero recuerda, estos breves descansos no sustituyen tus horas de sueño nocturno.
7. En verano vigila el calzado
Con el aumento de temperatura necesitamos un calzado que ayude a nuestro pie a transpirar, pero ojo, no consiste en estar con chanclas todo el día.
Como recomendación, aconsejamos un calzado que recoja el pie, con sujeción y que la suela no sea demasiado fina y plana.
8. Restablece tu equilibrio hídrico
El calor, el clima seco y árido… favorecen la deshidratación. Por este motivo en verano es especialmente importante prestarle atención a la ingesta de líquidos.
No esperes a tener la sensación de sed para beber un buen vaso de agua y recuerda consumir entre 2 y 2,5 L diarios.
9. Préstale atención a tu pelo
El calor y el polvo pueden empeorar problemas como la caspa, la caída, o las puntas abiertas.
Lávate el pelo todo lo que necesites, pero si ves que este acaba sufriendo más de lo debido, aplica el champú solo en el cuero cabelludo y deja las puntas para otro momento, así no se te resecará tanto.
El champú seco también es una muy buena opción para no tener esa sensación de pelo graso.
10. Huevo y miel para una mascarilla capilar
Hay muchas mascarillas que podemos aplicarnos para poder evitar los estropicios estivales.
La miel nutre el cabello de forma natural, mientras que el huevo proporciona vitaminas y otros nutrientes.
Un huevo, 2 cucharadas de miel y aplicar sobre el pelo húmedo durante 30 min. Aclarar con abundante agua.

 

 

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

 

 

 

2018_itps_noticias_consejos_estrenimiento

Consejos para prevenir el estreñimiento

CONSEJOS PARA PREVENIR
EL ESTREÑIMIENTO

El estreñimiento es un síntoma,
no una enfermedad.

itps_infografia_2018_marzo_img-1itps_infografia_2018_marzo_img-2itps_infografia_2018_marzo_img-3itps_infografia_2018_marzo_img-4itps_infografia_2018_marzo_img-5

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

Descargar PDF

Descargar pdf

2018_itps_noticias_actividad_fisica_familia

¡PRACTICA ACTIVIDAD FÍSICA EN FAMILIA!


MUÉVETE MIENTRAS DISFRUTAS DE TU TIEMPO LIBRE CON LA FAMILIA

Necesidades según la edad

sla_bo_itps_infografia_actividadfamilia_22012018_003-03

¿QUÉ ACTIVIDAD FÍSICA PODEMOS PRACTICAR EN FAMILIA?

AL MENOS 20 MINUTOS AL DÍA

 

sla_bo_itps_infografia_actividadfamilia_22012018_003-04

sla_bo_itps_infografia_actividadfamilia_22012018_003-05

 

sla_bo_itps_infografia_actividadfamilia_22012018_003-06

 

sla_bo_itps_infografia_actividadfamilia_22012018_003-07

 

 

 

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

Descargar PDF

Descargar pdf

Navidades Saludables

#Consejos 15: Unas Navidades Saludables

¿Quién ha dicho que las Fiestas Navideñas no pueden ser Saludables?. Si alguien te viene con ese cuento ya puedes rebatirle sin miedo. La Familia Fernández nos trae un vídeo repleto de consejos para que estas Fiestas no te pasen factura el resto del año. Alimentación equilibrada, un poco de cuidado con grasas y la sal y practicar actividad física siempre que sea posible…estos trucos y más!

¡¡FELICES FIESTAS!!

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

 

 

hidratación

#Consejos 11 – Hidratación desde la mañana hasta la noche

En verano, las necesidades de hidratación son mayores que en otros momentos del año. Esto se debe a que estamos expuestos a unas condiciones climáticas y atmosféricas que favorecen la deshidratación a través de la mayor sudoración por la piel, la exposición al sol que deshidrata la piel, el pelo etc.

Aunque en verano es conveniente aumentar el agua e hidratación que aportamos a nuestro cuerpo, es fundamental que a lo largo del año adoptemos unos hábitos que den continuidad a esta hidratación. Entre otros beneficios, el agua:

  • Regula la temperatura de nuestro cuerpo
  • Transporta el oxígeno y nutrientes a las células
  • Humedece el oxígeno que respiramos
  • Absorbe los nutrientes que necesitamos, logrando un mejor aprovechamiento de los mismos
  • Mejora el tránsito intestinal
  • Facilita las funciones del hígado y del riñón
  • Lubrica las articulaciones y mejora la resistencia de los ligamentos

Y por si fuera poco, nuestro cuerpo es 50 -70% agua. Es decir, prácticamente todo.

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

hidratación en la piel

La hidratación de la piel

 

hidratación en la piel

Es fundamental cuidar la piel todo el año, no solo para que luzca visiblemente más elástica y sana, sino para preservar su salud a lo largo del tiempo.

En verano, las condiciones climáticas y los factores ambientales favorecen la deshidratación de la dermis. Es por todo ello que, en esta época estival, es más fácil apreciar los visibles efectos de la falta de cuidados e hidratación esenciales de la piel.

Efectos de no cuidarse la piel

Muchos queremos lucir una piel bronceada y, a pesar de que cada vez haya mayor concienciación en la protección de la piel frente a los rayos solares, no está de más recordar los cuidados básicos para evitar daños en nuestra piel.

Algunos de los efectos de la falta de cuidados de la piel durante el año son la aparición de manchas oscuras o sequedad, entre otros. Además, la piel “tiene memoria”, por lo que un desgaste lesivo y acumulativo en ella, es un factor de riesgo para la aparición de melanomas en un futuro.

Consejos básicos para tener una piel sana

  • Es muy importante proteger y defender la piel de los rayos solares. Esto se hace a través del uso de factor de protección solar. Se recomienda usar como mínimo uno de 15 de FPS (factor de protección solar) 30 minutos antes de la exposición al sol, y reaplicar cada 2 horas o después de bañarse.
  • La alimentación también juega un papel importante en el cuidado de la piel. Se recomienda priorizar el consumo de alimentos ricos en vitaminas. Las frutas y verduras, son una buena fuente de estos micronutrientes. Además, en verano existe una gran variabilidad de especies disponibles, las puedes llevar cortadas, o combinarlas para hacer zumos naturales de frutas, ¡ideales para refrescarte en la playa o la piscina! Por ejemplo, el melón, el mango, o las fresas, tienen un alto contenido en vitamina C, que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo. Así, la manzana también tiene un alto contenido en vitamina A, que contribuye al mantenimiento de la piel en condiciones normales.
  • La limpieza diaria de la piel también es un aspecto a considerar para cuidarla. Esta se debe hacer con productos suaves que no la irriten y que contribuyan a eliminar grasa y suciedad acumuladas. Otro hábito de limpieza recomendable es el de tener una toalla específica para la cara, y procurar mantenerla seca y limpia para cada uso.
  • Otro factor a considerar es la ropa y el calzado. Dependiendo del clima en el que nos hallemos, si es húmedo o seco, habrá que usar un tipo de ropa u otro. Si hace mucho calor, los materiales como el hilo o algodón son los más adecuados ya que favorecen la transpiración del sudor. El calzado también tiene mucha importancia. Si el pie permanece dentro de un calzado sin transpiración, ello favorecerá la aparición de hongos y malos olores.
  • Después de los baños en piscinas con agua clorada se aconseja darse una ducha para eliminar el cloro residual en la piel e hidratarla.
  • La hidratación de la piel mediante cremas y aceites hidratantes tiene que ser una práctica diaria para ayudar a recuperar el agua perdida y mantener su buen estado y elasticidad
  • Dormir las horas suficientes también es otro hábito que contribuye a mantener la piel en buen estado.

Siguiendo estos sencillos y cotidianos consejos, se puede contribuir a mejorar la salud de nuestra piel durante todo el año.

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!