claves para recuperar la piel después de las vacaciones de verano

CLAVES PARA RECUPERAR TU PIEL DESPUÉS DEL VERANO

primer-plano-arreglo-cosmeticos-premium_23-recEl sol, los paseos andando descalzo por la playa, el calorcito, las cenas y quedadas con amigos hasta altas horas de la noche, los viajes… seguro que has pasado un gran verano este año, pero es posible que tu piel haya quedado resentida tras los cambios de hábitos y alimentación, las altas temperaturas y las largas horas de viaje. Ahora, con la vuelta a la rutina, es un momento perfecto para retomar los cuidados personales y empezar un plan que mejore el estado de tu piel, recuperando su luminosidad y manteniendo los beneficios del sol que has ido adquiriendo durante estos últimos meses.

Cuando pensamos en rutina, pensamos en el trabajo, en la vuelta al cole de los niños, las tareas de la casa… Pero rutina también consiste en crear hábitos que te ayuden a sentirte mejor y a cuidar de ti mismo. Es una práctica que debería ser diaria, constante, y para toda la vida.

A continuación, te vamos a dar 7 claves que debes añadir a tu rutina de cuidados para recuperar tu piel después de las vacaciones de verano:

 

  1. Sigue una buena alimentación. Mantener una dieta rica y equilibrada es fundamental a la hora de recuperar nuestra piel tras la exposición al sol. Hay alimentos que te ayudarán a regenerar la piel, como los que son ricos en vitamina C[1]. Es importante tomar frutas y verduras frescas, y acordarnos de hidratarnos bien por dentro, con agua u otras bebidas naturales.
  1. Exfóliate en profundidad. Es importante exfoliarnos la piel, no sólo antes de empezar a tomar el sol, sino también después de haber terminado la temporada de exposición, para eliminar las células muertas y que quede regenerada la piel, haciendo que el bronceado adquirido perdure. Existen muchos productos exfoliantes, pero debemos elegir uno que se adapte a nuestro tipo de piel y no la dañe.
  1. No te olvides de algunas partes del cuerpo, como las manos. Esta zona de nuestra piel es una de las más afectadas por el sol, ya que están expuestas no solo en verano, sino durante todo el año. Durante esta época pueden estar más resecas de lo habitual, e incluso pueden haber salido manchas. Acuérdate de hidratarte bien con una crema de manos. También puedes usar un aceite corporal para mayor hidratación.
  2. Los pies son los que más salen perdiendo. Andar descalzo por la playa o piscina, llevar tacones en tus noches de fiesta, o zapatos demasiado planos durante el día puede castigar tus pies en exceso. Lo recomendable es hidratarlos en profundidad con una crema hidratante antes de dormir, para que se recuperen mientras están en reposo.
  1. Sigue protegiéndote del sol. Aunque ya no vayamos a estar en la playa, es importante seguir aplicándonos protector solar, para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. ¡Estamos expuestos a los rayos de sol todo el año, sobre todo el rostro y las manos! Es importante que prestéis atención cuando vayáis a comprar una crema de sol: que ofrezca tanto protección frente a los rayos UVB como a la radiación UVA.
  1. Revisa el estado de tu piel. Es un buen momento para revisar tus lunares o manchas, por si se observa algún cambio de tamaño, color o aspecto. Si se diera el caso, sería el momento de acudir al dermatólogo para realizar un diagnóstico adecuado.
  1. Recupera tu rostro: Tanto la cara como el escote requieren de cuidados después del verano. Sé constante limpiando bien e hidratando estas partes del cuerpo, con alguna crema hidratante, exfoliante o aceite no comedogénico por las noches. Con ello, eliminarás impurezas, asperezas y tu rostro se volverá más liso y uniforme. En caso de maquillarte, es recomendable utilizar productos que no resequen la piel, como maquillaje en forma de cremas o fluidos.

Recuerda llevar a cabo estos consejos no una vez, sino durante un periodo de tiempo más largo. Crea una rutina que sea compatible con tu día a día. ¡Verás cómo estas claves para recuperar tu piel después de las vacaciones de verano te devuelven luminosidad!

 

[1] Cosgrove M, Franco O, Granger S, Murray P, Mayes A. Dietary nutrient intakes and skin-aging appearance among middle-aged American women. American Journal of Clinical Nutrition. 2007 Oct; 1225-1231.

el batch cooking

TENDENCIAS EN ALIMENTACIÓN: EL BATCH COOKING, TU ALIADO PARA EL DÍA A DÍA

TENDENCIAS EN ALIMENTACIÓN:
EL BATCH COOKING, TU ALIADO PARA EL DÍA A DÍA

Descargar PDF

Descargar pdf

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

 

bebermasagua

TIPS PARA AYUDARTE A BEBER MÁS AGUA DURANTE EL DÍA

TIPS PARA AYUDARTE A BEBER MÁS AGUA DURANTE EL DÍA

Descargar PDF

Descargar pdf

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

 

Cómo preparar a los niños para el nuevo curso escolar tras las vacaciones de verano

CÓMO PREPARAR A LOS NIÑOS PARA EL NUEVO CURSO ESCOLAR TRAS LAS VACACIONES DE VERANO

sgp_001_jj_itps_web_postdelexperto_vueltaalcole

La vuelta al cole no es fácil, ni sencilla. Es volver a la rutina, madrugar, tener que hacer deberes, los exámenes, quizás cambiar de compañeros, tener otros profesores y estudiar nuevas asignaturas. El regreso a la rutina escolar supone dejar mucho menos espacio y tiempo a todo lo que les gusta. Al igual que a los mayores nos cuesta retomar la rutina laboral después de las vacaciones, a nuestros pequeños también.

La vuelta al cole después de las vacaciones es lo que toca, de este modo cuanto más naturalicemos esta circunstancia mejor. La capacidad de adaptación que tienen nuestros hijos es muy grande. A los pocos días de iniciar el colegio estarán enfocados en el colegio y sus tareas, además de en disfrutar de sus amigos.

Durante las largas vacaciones de verano los menores suelen perder la disciplina en los horarios de sueño y alimentación. En vacaciones los pequeños de la casa pasan largas horas en actividades de entretenimiento, juego y disfrute.

Cuando se trata de retomar un hábito la mente y el cuerpo regresan a los hábitos aprendidos y no es complicado reincorporarse en las rutinas. En cambio, cuando el hábito no se ha instaurado el entrenamiento es algo nuevo y requiere un proceso de aprendizaje. Los niños con al menos un año de aprendizaje escolar, que se hayan mantenido cumpliendo con los horarios habituales de clases ya poseen la rutina aprendida, solo es cuestión de ir preparando mentalmente a los pequeños para retomar sus actividades escolares.

De todos modos, aquí te dejo algunas pautas que te pueden ser útiles tanto para ti como para tus pequeños:

 

  • Planificación: Es recomendable realizar un calendario con las fechas de finalización de las vacaciones e inicio de clases, y una semana antes del retorno a la escuela comenzar a disminuir las actividades de juego, regular los horarios de sueño y normalizar los horarios de las comidas.

Cuando se complique retomar los hábitos o exista una resistencia significativa ante el comienzo de las actividades académicas sería necesario explorar otros motivos que puedan estar interfiriendo. En este caso recomiendo que el proceso de adaptación debería comenzarse dos semanas antes del inicio de clases

  • Preparación: Resulta conveniente que la última semana de vacaciones se vayan regularizando los horarios de descanso y ocio de forma gradual, de modo que se pueda ir incorporando la rutina escolar sin cambios bruscos.

Con las horas de juego también se recomienda realizar el mismo patrón de disminución de tiempo que se emplea, hasta llegar a la cantidad de tiempo que el niño pueda mantener con sus actividades escolares. Es importante considerar que las actividades recreativas no deben eliminarse en temporada escolar, ya que forman parte del aprendizaje natural y los descansos necesarios para los niños. Simplemente se trata de reorientar la cantidad de tiempo que se emplea en unas tareas u otras dependiendo de los objetivos y necesidades del momento, que se repiten como ciclos durante la formación académica del menor.

  • Listado: Entonces, para comenzar puedes realizar una lista de categorías de tu hijo/a que contenga todas sus actividades: orden y limpieza de su habitación, juegos y televisión, tareas y lecturas, comidas y horas de sueño. A cada categoría se le asigna un porcentaje estimado que represente la cantidad de tiempo que se emplea en cada área.
  • Invertir los porcentajes: Para retomar una rutina es necesario que los cambios se den paulatinamente, de modo que la adaptación se realice de forma progresiva, ya que en caso contrario se pueden presentar diferentes problemas como falta de motivación u otros aspectos que dificulten el aprendizaje en nueva etapa escolar. Es oportuno diseñar un esquema de utilización del tiempo para explicar a los niños la distribución de las actividades según las responsabilidades del momento. Por ejemplo, en términos generales que los niños puedan percibir que en vacaciones tienen un 70/80% de tiempo libre para dedicarse a las cosas que más les gustan, donde pueden extenderse en los horarios de sueño y realizar más actividades lúdicas y de ocio. Y el otro 20/30% debe dedicarse a las actividades rutinarias o tareas específicas, lo que implica que en vacaciones también existen responsabilidades, así, por ejemplo: mantener el orden en su habilitación, la limpieza y aseo personal, entre otras. De esta forma es posible mantener un vínculo de disciplina en los niños durante sus vacaciones.

Luego, cuando se regresa a las clases los porcentajes se invierten, quedando entre el 70/80% para tareas del colegio, lectura, aprendizajes académicos y todas las actividades para la formación educativa además de las responsabilidades en casa, quedando entre un 20/30% para el disfrute de sus actividades de ocio. De esta manera el niño podrá identificar con mayor facilidad que durante la época escolar no se eliminan sus actividades preferidas, sino que disminuye la cantidad. Así resulta una fuente de motivación para realizar sus tareas diarias a tiempo, terminar con sus responsabilidades y disfrutar del tiempo libre.

  • Comunicación: Te recomiendo escuchar y conversar con tus pequeños acerca de sus expectativas, emociones e interés en el regreso a las clases. Deja que se exprese libremente, que te diga que quizás le da pereza volver a la rutina escolar, de sus incertidumbres y miedos. No hagas juicios de valor y no minusvalores lo que te diga con comentarios como “qué tontería dices”. Valida sus sentimientos, y muestra que les entiendes, que tú también en ocasiones te sientes de forma muy parecida. Ofrece a tu hijo tu apoyo y ayuda incondicional.
  • Preparativos: Trata de implicar a los pequeños de la familia en la compra de los libros, de los materiales académicos e indumentaria para el colegio o pedirles que sean ellos los que etiqueten y forren los libros.
  • Da ejemplo: No trasmitas constantemente tu ansiedad y pereza de volver al trabajo. Si tú te muestras amargado con la idea de volver al trabajo, tus hijos copiarán ese modelo y de este modo los pequeños relacionarán que volver a la rutina escolar es algo terrible. Tampoco se trata de decir que es genial volver al trabajo si no lo sientes de este modo, pero intenta amargarte lo menos posible. Nunca me cansaré de repetir aun con el riesgo de parecer pesado que: “decimos más con lo que hacemos que con lo que decimos que hay que hacer” es decir que tenemos que ser lo más coherente posible entre lo que verbalmente expresamos y lo que finalmente hacemos (“Guía para papás y mamás en apuros”, Miguel Ángel Rizaldos).
  • Focalizar lo positivo: Se trata de resaltar los aspectos que sean positivos para ellos como reencontrarse con sus compañeros de clase, momentos divertidos en clase, viajes, actividades extraescolares y excursiones, comenzar un curso escolar más avanzado, etc.

 

Miguel Ángel Rizaldos Lamoca

Psicólogo Clínico

Autor de “Guía para papás y mamás en apuros” Vital Editores

 

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter gratuita!

10 claves para dormir mejor en verano

10 CLAVES PARA DORMIR MEJOR EN VERANO

10 CLAVES PARA DORMIR MEJOR EN VERANO

Descargar PDF

Descargar pdf

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

 

Todo lo que debes conocer sobre la protección solar

TODO LO QUE DEBES CONOCER SOBRE LA PROTECCIÓN SOLAR

Sunscreen Sunglasses Towel Book Recess Relax Concept

Ya ha pasado algo más de un mes desde que comenzó la estación tan esperada y mientras unos estarán con la cuenta atrás para la llegada de sus ansiadas vacaciones otros verán con lástima lo rápido que han pasado, un año más, las suyas. Aun así, si algo tienen en común unos y otros es que durante estos días muchos irán en busca del sol. Por eso, te contamos todo lo que debes conocer sobre la protección solar.

Bueno, pero en moderación

Aunque la radiación solar tiene muchos beneficios sobre nuestra salud, como ya sabemos, en exceso conlleva peligros. Si bien es cierto que estamos cada vez más al corriente de los riesgos asociados, es muy importante seguir haciendo hincapié en la importancia de la protección.

Para insistir en ello, la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) lanzó con la entrada del periodo estival, un decálogo de medidas para promover una exposición solar segura y fomentar el uso correcto de los productos empleados para dicha protección[1]. Entre las medidas, muchas de las que ya conocemos: evitar la exposición en las horas centrales del día, no exponer a niños menores de 3 años al sol, elegir el fotoprotector adecuado a nuestro tipo de piel…

Tenemos la información, pero… ¿Comprendemos bien lo que es Factor de Protección Solar?

Una de las recomendaciones consiste en emplear fotoprotectores que ofrezcan una adecuada protección no sólo frente a UVB sino también frente a UVA. Hoy en día se sabe que la radiación UVA está relacionada con el envejecimiento de la piel y que también contribuye al riesgo de cáncer cutáneo[2].

Como en otros muchos aspectos de la vida, la herramienta para elegir lo mejor posible es el conocimiento. Por lo tanto, es importante recalcar que el Factor de Protección Solar (FPS o SPF por sus siglas en inglés) indica la protección que ofrece el producto únicamente frente a la radiación UVB. Así, un fotoprotector con SPF de 30 filtra alrededor del 97% de dicha radiación, mientras que uno con SPF 50 lo hace en alrededor el 98%. En este punto es imprescindible acordarnos que ninguno nos protege al 100%[3].

¿Qué pasa entonces con UVA?

Las recomendaciones en Europa van en la línea de que la protección frente al UVA sea como mínimo un tercio del valor del SPF[4]. Para saber si un producto nos va a proporcionar este mínimo recomendado podemos por ejemplo revisar el envase/etiquetado y buscar si la palabra UVA aparece encerrada en un círculo[5]. A veces, esta información puede aparecer reflejada con otros valores como el PPD.

¿Cómo son los filtros de los fotoprotectores?

Los filtros de los fotoprotectores son generalmente físicos o químicos. Los primeros reflejan y difunden la radiación mientras que los segundos absorben la energía de los fotones de la luz (de longitudes de onda determinadas), impidiendo así transmisión de la radiación[6]. Aunque quizás menos conocidos, también existen los de tipo biológico.

¿Qué pasa con la radiación Infrarroja y la radiación visible de alta energía?

Recientemente se han sumado a la oferta productos que complementan la protección UVB y UVA con otras. Esto se debe a que en los últimos años ha quedado patente que otro tipo de radiaciones como la IR y la visible de alta energía (“luz azul”) inciden directamente en la piel causando diversos daños sobre la misma[7].

 

No olvidemos seguir las recomendaciones de uso

Como medida básica debemos mantener siempre presente que la protección total no existe y que el hecho de que los productos sean resistentes al agua no significa que no debamos ser sistemáticos en renovar la aplicación (especialmente tras el baño/secado con la toalla) Además, no debemos olvidar que para que la protección real obtenida sea la que se espera del producto es imprescindible seguir las instrucciones de uso y aplicarnos las cantidades recomendadas, esto cobra especial importancia en productos en bruma y espray, en los que es más difícil estar seguros de que hemos aplicado cantidades correctas por todas las zonas.

Sigamos las recomendaciones y extrememos las precauciones y recordemos que, sobre todo a determinadas horas del día, hay mucha sabiduría en la frase “lo mejor del sol es la sombra”.

[1] Decálogo de la AEMPS para tomar el sol de forma segura (28 Junio 2019) https://www.aemps.gob.es/informa/notasInformativas/cosmeticos-cuidado-personal/2019/docs/NI-COS_3-2019-decalogo-sol.pdf

[2] Battie C, Jitsukawa S, Bernerd F, Del Bino S, Marionnet C, Verschoore M. New insights in photoaging, UVA induced damage and skin types. Exp Dermatol. 2014 Oct;23 Suppl 1:7-12.

[4] European Commission. Outcome of public consultation on the draft Commission recommendation on the efficacy of sunscreen products and claims related thereto. https://ec.europa.eu/docsroom/documents/13250/attachments/1/translations

[5] http://europa.eu/rapid/press-release_IP-09-1057_es.htm

[6] Fotoprotección. OFFARM. May 2004. Vol 23 (5): 70

[7] Sklar LR, Almutawa F, Lim HW, Hamzavi I. Effects of ultraviolet radiation, visible light, and infrared radiation on erythema and pigmentation: Photochem Photobiol Sci. 2013 Jan;12(1):54-64.

 

Las frutas del verano y sus beneficios

FRUTAS DEL VERANO Y SUS BENEFICIOS

FRUTAS DEL VERANO Y SUS BENEFICIOS

Descargar PDF

Descargar pdf

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

 

sla_jh_itps_infografia_10consejostemperaturasaltas_04062019_001_miniatura

10 CONSEJOS PARA SOBRELLEVAR LAS ALTAS TEMPERATURAS

10 CONSEJOS PARA SOBRELLEVAR
LAS ALTAS TEMPERATURAS

Se acerca el verano y pronto tendremos un calor del que disfrutar, pero también es necesario protegerse.
Para evitar golpes de calor, evitar lesiones en la piel, los ojos por el sol y para sentirte un poco más fresquito,
te dejamos unos consejos que esperamos te ayuden a sobrellevar estas altas temperaturas:

10consejostemperaturasaltas_110consejostemperaturasaltas_210consejostemperaturasaltas_310consejostemperaturasaltas_410consejostemperaturasaltas_510consejostemperaturasaltas_610consejostemperaturasaltas_710consejostemperaturasaltas_810consejostemperaturasaltas_910consejostemperaturasaltas_11Descargar PDF

Descargar pdf

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

 

aumento de peso con la edad

AUMENTO DE PESO CON LA EDAD ¿CÓMO PODEMOS EVITARLO?

peso y edad

Los años se van notando en muchos aspectos de la vida, y uno de ellos es que engordamos más fácilmente. Esto es debido a varios cambios tanto de nuestro cuerpo como del estilo de vida[1].

Principales cambios con la edad que afectan a la ganancia de peso

  • Disminución del gasto energético en reposo[2],[3]

Con la edad cesa el crecimiento de tejidos, por lo que el gasto energético en reposo disminuye, entre un 3-5% menos por cada década. Por lo tanto, cuanto más mayores nos hacemos más nos costará perder peso consumiendo las mismas calorías. Este descenso del gasto energético está relacionado con factores metabólicos y hormonales que son variables en función del sexo.

  • Pérdida de masa muscular y aumento del % de grasa1

Las necesidades energéticas del tejido muscular son mayores que las del tejido graso, por lo que al aumentar la grasa y disminuir el musculo nuestro requerimiento energético será menor. En otras palabras, si tenemos menos músculo el organismo va a necesitar menos energía, y si consumimos la misma cantidad de energía (no modificamos nuestra dieta) esta energía se convertirá en grasa. Sin embargo, no hay que alarmarse ya existen formas de evitar que este cambio en la composición corporal sea tan acentuado.

  • Cambios hormonales[4]

En las mujeres el cambo hormonal está relacionado con la menopausia (alrededor de los 50 años). Se produce un desequilibrio en el balance de progesterona y estrógeno. El estrógeno produce células grasas, y la progesterona contrarresta dicha función. Con la edad cambia el balance progesterona/estrógeno y ese desequilibrio hace a la mujer más propensa a ganar peso.

En los hombres, la testosterona los protege de ganar peso ya que esta hormona aumenta el gasto energético y puede adherirse a las células grasas. Los niveles de testosterona disminuyen con la edad por lo que ello hace que sea más fácil la ganancia de peso. Estos cambios se hacen menos notables con unos buenos hábitos de alimentación y de actividad física.

  • Disminución de la actividad física

En muchos casos por falta de tiempo o problemas de salud asociados a la edad se va dejando de lado el ejercicio físico, lo que disminuye nuestras necesidades de energía (tenemos que comer menos), aumenta la acumulación de gasa y disminuye el tejido muscular.

¿Es más difícil perder peso cuanto más mayores somos?

La respuesta es sí. Como hemos visto conforme pasan los años disminuye nuestro gasto energético, con lo que, para mantenernos igual, tenemos que comer menos. Por ello según nos hacemos mayores deberemos reducir la ingesta calórica e incrementar, en la medida de lo posible, la actividad física para mantener ese balance energético lo más equilibrado posible. La parte positiva es que se puede bajar de peso con la edad, solo que requiere más esfuerzo que cuando somos jóvenes.

Hay que centrarse en la alimentación y el ejercicio físico. No solo hay que realizar ejercicio cardiovascular (caminar, aerobic), también tenemos que hacer ejercicios de fuerza para mantener el tejido muscular.

Es muy importante la prevención de la ganancia de peso desde edades tempranas, a través de una dieta saludable y de una actividad física adecuada.

Estrategias para evitar aumentar de peso fácilmente

  • Adecuar la dieta a cada etapa de la vida

La dieta debe ser equilibrada en cantidad y calidad y estar acorde a la actividad física y gasto energético y características de cada persona. En términos generales, pasados los 50 años la dieta la diete debe:

  • Aumentar el contenido en proteínas, que son más saciantes y menos calóricas que las grasas y nos ayudaran a mantener/aumentar la masa muscular. Es importante consumir carnes y pescados magros o lácteos.
  • Disminuir el contenido de las grasas y de preparados culinarios grasos como las frituras e incluir en la dieta grasas saludables.
  • Beber agua; con la edad se va perdiendo la sensación de sed, con que es importante recordar que tenemos que beber agua periódicamente.
  • Es muy importante el consumo adecuado de vitaminas y minerales (sobre todo el calcio para el mantenimiento de los huesos). El aporte de calcio y vitamina D también es importante, sobre todo en las mujeres.
  • Aumentar el consumo de alimentos que contengan fibra (legumbres, frutas, verduras), y alimentos integrales, para mantener el tránsito en el sistema digestivo.
  • Realiza actividad física

Se debe fomentar la actividad física según las posibilidades de cada uno, lo que va a ayudar a regular el balance energético, además de los beneficios que supone el ejercicio físico (cardiosaludable, sistema digestivo) más allá del gasto energético.

  • Establece unos horarios

Mantener cierta regularidad en los horarios facilita la digestión, hace que procesemos mejor los alimentos y que estemos preparados para dicho proceso[5],[6].

  • Duerme lo suficiente

Cuando dormimos poco aumentan las hormonas que producen hambre. De hecho, se ha demostrado que las personas que tienen sobrepeso u obesidad duermen menos que las que tienen un peso normal[7].

En resumen, es inevitable que el cuerpo cambie con la edad, pero cuidando la alimentación y con un estilo de vida saludable y activo podemos hacer que estos cambios se ralenticen o sean más llevaderos.

[1] St-Onge MP. Relationship between body composition changes and changes in physical function and metabolic risk factors in aging. Curr Opin Clin Nutr Metab Care. 2005; 8(5):523-8.

[2] Krems C, Lührmann PM, Strassburg A, Hartmann B, Neuhäuser-Berthold M. Lower resting metabolic rate in the elderly may not be entirely due to changes in body composition. Eur J Clin Nutr. 2005 Feb; 59(2):255-62.

[3] Frisard MI, Broussard A, Davies SS, Roberts LJ 2nd, Rood J, de Jonge L, Fang X, Jazwinski SM, Deutsch WA, Ravussin E; Louisiana Healthy Aging Study. Aging, resting metabolic rate, and oxidative damage: results from the Louisiana Healthy Aging Study. J Gerontol A Biol Sci Med Sci. 2007; 62(7):752-9.

[4] Veldhuis JD. Changes in pituitary function with ageing and implications for patient care. Nat Rev Endocrinol 2013; 9:205-15.

[5] Hirao A, Nagahama H, Tsuboi T, Hirao M, Tahara Y, Shibata S. Combination of starvation interval and food volume determines the phase of liver circadian rhythm in Per2:Luc knock-in mice under two meals per day feeding. Am J Physiol Gastrointest Liver Physiol. 2010;299(5):G1045-53.

[6] Chaix A, Zarrinpar A, Miu P, Panda S. Time-restricted feeding is a preventative and therapeutic intervention against diverse nutritional challenges. Cell Metab. 2014; 2;20(6):991-1005.

[7] Cooper CB, Neufeld EV, Dolezal BA, Martin JL. Sleep deprivation and obesity in adults: a brief narrative review. BMJ Open Sport Exerc Med. 2018; 4;4(1):e000392.

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter gratuita!

 

 

 

ejercicios hipopresivos

LOS BENEFICIOS DE LOS EJERCICIOS HIPOPRESIVOS

¿Qué son los ejercicios hipopresivos?

Los ejercicios hipopresivos están de moda, y es normal, porque tienen bastantes ventajas con respecto a los abdominales tradicionales, que con el tiempo pueden provocar abultamiento abdominal, incontinencia urinaria, prolapsos y disfunciones sexuales.

Esta técnica, proporciona una tonificación de la musculatura abdominal, de la “faja abdominal”[1] que te ayuda a fortalecer la musculatura del suelo pélvico, de los músculos de las lumbares y de todos los músculos de la faja abdominal. La creó el Doctor Marcel Caufriez, especializado en Rehabilitación y Motricidad que se dio cuenta que los abdominales tradicionales al producir presión perjudicaban el suelo pélvico en las mujeres en el post parto, acentuando los problemas de incontinencia urinaria, prolapsos, diástasis, etc… Los ejercicios hipopresivos, no provocan presión en el abdomen y por eso están indicados para fortalecer el suelo pélvico.

¿Qué tipos de ejercicios hipopresivos hay?

Hay principalmente dos tipos de gimnasia hipopresiva:

Están los ejercicios hipopresivos terapéuticos, que te propondrá tu especialista o fisioterapeuta2, y que van destinados principalmente al tratamiento y la prevención de problemas ginecológicos, urinarios posturales, etc…. Dentro de los ejercicios hipopresivos terapéuticos hay tres grupos de técnicas hipopresivas: aspiración diafragmática, gimnasia abdominal hipopresiva y técnicas de trasferencia tensional.

Por otro lado están los ejercicios hipopresivos  para fitness o los que haces en el gimnasio, que quizá son los que más te pueden interesar. Si preguntas en tu gimnasio seguro que hay algún monitor especializado en ejercicios hipopresivos que puede ayudarte y asesorarte en la práctica de estos abdominales. Hay más de 150 ejercicios repartidos en 10 niveles de dificultad2. Debes empezar desde el primer nivel de dificultad e ir subiendo en función de tus logros.

¿Cuáles son los beneficios principales de los abdominales hipopresivos?

Con la práctica habitual de los ejercicios hipopresivos es muy probable que consigas:

  • Reducir el perímetro abdominal aportando mejoras estéticas, posturales y funcionales.
  • Prevenir el debilitamiento del suelo pélvico en el posparto.
  • Regular los parámetros respiratorios.
  • Prevenir hernias inguinales, abdominales, crurales y vaginales.
  • Prevenir la incontinencia urinaria.
  • Aumentar y regular los factores vascularizantes, y así prevenir y solucionar edemas y pesadez de piernas.
  • Prevenir lesiones articulares y musculares por la normalización del tono muscular general.
  • Proporcionar una eficaz protección lumbo-pélvica mediante la tonificación de la faja abdominal.

¿Cómo hacer los abdominales hipopresivos?

Lo mejor será que consultes a un especialista, pero nosotros te contamos los parámetros básicos para que después puedas practicarlos en casa. Lo primero de todo es saber que el ritmo de trabajo respiratorio va asociado a la postura, y una cosa no la puedes separar de la otra, por lo que vamos a corregir tu postura, para ello tienes que:

  1. Variar el centro de gravedad hacia delante
  2. Estirar la espalda en vertical y hacia arriba para provocar que los músculos espinales y extensores estén en tensión
  3. Mueve los hombros hacía atrás, intentando juntar las paletillas lo máximo posible.

Ahora que has corregido la postura podemos empezar con la respiración, recuerda que es una respiración diafragmática, con una fase de inspiración y otra de expiración, y ahora la apnea respiratoria: fase de expiración total de aire y apnea mantenida. El diafragma en esta fase se relaja y se consigue la disminución de la presión torácica y abdominal[2].

Te recomendamos que empieces a hacer estos ejercicios tumbada en las primeras sesiones, si nos estas acostumbrada. Otro paso es que realices estos ejercicios en cuadrupedia arqueando la espalda hacia arriba. También puedes probar sentada, pero siempre que tengas mucho cuidado en tener la espalda bien recta, recuerda que es tos ejercicios siempre están asociados a una correcta postura.

[1] Cabañas, M.D Armesilla, A. Chopinal Andrés. Revisión de los fundamentos teóricos de la gimnasia abdominal hipopresiva. Apunts de Medicina d l´Esport. 2014. Volumen (49):59-66.

[2] Caufriez M., Fernández-Domínguez J.C., Fanzel R., Snoeck T. Efectos de un programa de entrenamiento estructurado de Gimnasia Abdominal Hipopresiva sobre la estática vertebral cervical y dorso lumbar. Fisioterapia. 2006.  28(4):205-16

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter gratuita!

 

 

comida sana

COMIDA SANA EN LUGAR DE DIETAS, POR LA NUTRICIONISTA LAURA JORGE

Las dietas milagro…

Se acerca el buen tiempo y eso significa temporada de las llamadas <<dietas milagro>>.Dieta sana

Quizás este tema te suene y ya hayas leído a algún compañero mío advirtiendo sobre ello, pero como este año nos presentarán alguna otra que se pone de moda y que puede ocasionar problemas para tu salud, quiero avisarte.

Estas dietas casi siempre las patrocina alguna modelo, influencer, cantante, o quizás algún doctor que junto con esta dieta milagrosa, va a recomendarte su libro y un millón de productos que tienes que comprar.

En estas dietas te van a prometer una rápida pérdida de peso, sin esfuerzo. También te eliminarán grupos completos de alimentos, y te venderán alguna pastilla o batido.

Ya te aviso de que no se trata de una dieta saludable, ni sostenible en el tiempo, ya que no se va a poder seguir durante un largo plazo ni por tu salud mental, ni física.

Son dietas que van a dejar un hueco en tu bolsillo, te van a llenar de frustración y darán paso al efecto rebote, lo que significa recuperar lo perdido con algún kilo de regalo. Además, no suelen ser dietas elaboradas por un nutricionista que te enseñe a comer. ¡Y aquí está la clave! ¡Aprender a comer!

Mi consejo como nutricionista es que si necesitas o quieres adelgazar, lo hagas de la mano de un profesional que te guiará y ayudará en el proceso. No existe una dieta ideal para todo el mundo, las dietas deben ser personalizadas y adaptadas a la persona y sus características.

También, con este tipo de dietas corres el riesgo de caer en el círculo vicioso habitual:

Empiezo la dieta restrictiva à Tengo hambre, pero como veo que estoy perdiendo y tengo motivación, me aguanto à Tengo hambre, no puedo más. O he tenido un mal día y tengo un pico de hambre emocional à Me como un paquete de galletas à Me siento mal y ya no ceno.

Consejos para ayudarte a adelgazar

Para terminar este artículo, quiero dejarte unos consejos que pueden ayudarte a adelgazar, pero no quiero que olvides que mi mayor consejo es que acudas a un nutricionista para que pueda adaptarte un plan nutricional y te enseñe a comer:

  1. No tengas en casa, lo que no quieras consumir.
  2. Basa tu alimentación en fruta, verduras, legumbres, huevos, frutos secos, carne, pescado (real food)…
  3. Alimentos frescos y de temporada.
  4. Come cada día al menos tres raciones de fruta y dos raciones de vegetales.
  5. La verdura debe de ser la protagonista en comida y cena.
  6. Inspira tus comidas en el plato saludable de Harvard.
  7. Organiza tu compra, planifica tu menú. Dedícale un rato del fin de semana a esto para no tener que improvisar durante la semana.
  8. Bebe agua y evita refrescos y alcohol.
  9. ¿Sabes que puedes hacer helados y postres saludables? Se pueden hacer combinaciones muy sabrosas con leche o yogur natural, frutas y chocolate del 80-85% de cacao.
  10. Ve andando a los sitios, sube escaleras…¡muévete!

Espero que estos consejos te ayuden a unirte al #comesanoyvivesano.

Laura Jorge  Dietista-Nutricionista, colegiada CV00385

Fundadora y Directora del Centro de Nutrición Laura Jorge

 

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

 

 

lácteos en la infancia

LA IMPORTANCIA DE LOS LÁCTEOS EN LA INFANCIA

lácteos en niños

La alimentación es uno de los factores más importantes que contribuye al correcto crecimiento y desarrollo de los niños. Así, durante la etapa preescolar se consolidan los hábitos alimentarios, el niño desarrolla sus habilidades motoras y adquiere independencia a la hora de comer. Además, desarrolla sus preferencias y gustos, probando nuevos sabores y texturas[1].

En este sentido, unos hábitos adecuados en la alimentación y en el estilo de vida contribuyen de forma positiva a la salud física e intelectual. Por ello, durante la etapa infantil es importante realizar las comidas en familia, incorporar los alimentos nuevos gradualmente, en combinación con aquellos que conocen y evitando sabores fuertes[2].

¿Cuántos lácteos se debe consumir durante la infancia?

Las recomendaciones en cuanto al consumo de lácteos durante la etapa infantil varían en función de la edad, siendo las recomendaciones generales de 2 a 4 raciones de leche y derivados lácteos al día. Así, los niños de 1 a 3 años deben mantener un consumo de dos raciones de leche y/o derivados lácteos al día 2, mientras que durante la etapa preescolar y escolar es recomendable ingerir entre 500 y 1.000 ml de leche al día, es decir, de 2 a 4 vasos diarios[3].

En este sentido, los lácteos se pueden aportar de diversas maneras para hacer más apetecible su consumo. Por ejemplo, para fomentar el consumo de leche, puede ser una buena idea añadir una pequeña cantidad de cacao, siempre y cuando se haga con moderación, a partir de los 18 meses de edad y alternando su consumo con la leche sola para aumentar su aceptación poco a poco[4].

¿Qué nos aportan los lácteos?

Durante la infancia, la ingesta de proteínas y calcio a través de la alimentación debe ser adecuada para favorecer un óptimo crecimiento óseo y desarrollo muscular[5],[6].

En este sentido, la leche y los derivados lácteos poseen un elevado contenido de nutrientes, aportando entre el 3 y el 4% de proteínas[7] con la presencia de todos los aminoácidos esenciales. Además, la leche aporta lactosa como hidrato de carbono principal, que facilita la absorción del calcio[8].

Por su parte, la leche y los derivados lácteos son una excelente fuente de calcio, que desempeña funciones básicas en el organismo, contribuyendo al normal mantenimiento de huesos y dientes en niños. Por ello, un aporte adecuado de este mineral resulta fundamental para alcanzar el pico óptimo de masa ósea y más adelante para enlentecer su pérdida durante el envejecimiento5.

Así, durante la infancia los requerimientos de calcio están aumentados, situándose las recomendaciones diarias de este mineral en 1.300 mg diarios5. Con un solo vaso de leche diario de 200 ml se alcanza un 28 % de los requerimientos diarios de este mineral, con un contenido de 220 mg de calcio.

[1] Rivero Urgell M, Moreno Aznar L. A, Dalmau Serra J, Moreno Villares J. M, Aliaga Pérez A, García Perea A, et al. Libro blanco de la nutrición infantil en España. 1ª Ed; Zaragoza; 2015

[2] Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Guía metodológica para la enseñanza de la alimentación y nutrición.

[3] Peña Quintana L. Alimentación del preescolar y escolar. Protocolos diagnósticos y terapéuticos en pediatría. Asociación Española de Pediatría. Peña Quintana L. Alimentación del preescolar y escolar. Protocolos diagnósticos y terapéuticos en pediatría. Asociación Española de Pediatría.

[4] Ortega R. M, Requejo A. M. Alimentación infantil. Lo que come hoy determinará du futuro. Dirección General de Salud Pública y Alimentación. Madrid.

[5] EFSA NDA Panel (EFSA Panel on Dietetic Products, Nutrition and Allergies), 2015. Scientific opinion on Dietary Reference Values for calcium. EFSA Journal 2015;13(5):4101, 82 pp. doi:10.2903/j.efsa.2015.4101

[6] EFSA NDA Panel (EFSA Panel on Dietetic Products, Nutrition and Allergies), 2012. Scientific Opinion on Dietary Reference Values for protein. EFSA Journal 2012;10(2):2557, 66 pp. doi:10.2903/j.efsa.2012.2557

[7] Leche Pascual. Leche y derivados lácteos [Internet]. Calidad Pascual [acceso 2 de abril de 2019]. Disponible en: https://www.lechepascual.es/productos/leche/

[8] Fernández E, Martínez Hernández J.A, Martínez Suárez V, Moreno Villares J.M, Collado Yurrita L.R, Hernández Cabria M, et al. Documento de Consenso: importancia nutricional y metabólica de la leche. Nutr Hosp. 2015;31(1):92-101 ISSN 0212-1611 • CODEN NUHOEQ S.V.R. 318

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!